La Conselleria de Salud, a través de la Dirección General de Salud Pública y Consumo, recomienda a los ciudadanos prevención por las temperaturas altas, para evitar sus posibles consecuencias, como las intoxicaciones alimentarias, los agotamientos por calor o las insolaciones.

La Agencia Estatal de Meteorología (Aemet) ha avisado de la entrada de una masa de aire muy cálido con un progresivo aumento de las temperaturas que afectará a la Península y Baleares y que se mantendrá activo en algunas zonas hasta este martes.

Además de por los altos valores de las temperaturas máximas, la ola de calor se caracterizará por valores altos de las temperaturas nocturnas.

Así, la Conselleria incide en la precaución en la población de riesgo, es decir, la más vulnerable a los efectos del calor, como son las personas mayores —de más de 80 años o que vivan solas o estén enfermas—, los niños, los enfermos crónicos y las personas que trabajan al aire libre.

Entre las recomendaciones que la Conselleria ha expuesto en un comunicado, se encuentran las de beber líquido en abundancia, evitando las bebidas alcohólicas, con cafeína y con mucho azúcar. Además, aconseja utilizar ropa de colores claros, ligera y amplia, no exponerse al sol entre las 12.00 y las 16.00 horas ya que las radiaciones solares son más intensas y peligrosas, y aplicarse el protector solar 30 minutos antes de la exposición, volviéndolo a poner cada dos horas.

En materia de seguridad alimentaria, se recomienda poner todos los alimentos en el frigorífico, incluyendo los huevos, y lavarse las manos antes de manipularlos. Además, la fruta y la verdura que se consume cruda debe lavarse con agua y unas gotas de lejía sin detergente y aclararla abundantemente.

En el caso de los huevos, recomienda no emplearlos crudos para elaborar alimentos o salsas si después no deben cocerse, por lo que alerta de las salsas, las tortillas poco hechas y los helados. En esta misma línea, desde el departamento aconsejan que una vez cocinados, hay que reenfriar los alimentos lo más rápido posible y guardarlos en recipientes con tapa o en la parte más fría de la nevera.