Foie
Un bloque foie antes de ser servido. GTRES

La ciudad de Sao Paulo, la más poblada de Brasil, ha prohibido la venta y producción de foie gras. La prefectura paulista ha emitido una ley que recoge multas de hasta 1.700 euros (5.000 reales) para aquellos restaurantes o comercios que incumplan la norma, informa O Globo.

La ley, que cuenta con el respaldo de asociaciones en defensa de los animales, tiene como objetivo luchar contra el maltrato animal. Los activistas denuncian que para producir el foie, patos o gansos son alimentados a la fuerza con una dieta hipercalórica, que hace que su hígado crezca más de lo normal, en ocasiones hasta diez veces más.

Los cocineros de Sao Paulo han puesto el grito en el cielo por la medida y han exigido al gobierno municipal que retire la ley, que califican de "ridícula e hipócrita".

La asociación de profesionales de la cocina de Sao Paulo afirman que la ciudad es un referente culinario mundial y que esta ley perjudicará al turismo. Además, recuerdan que este tipo de decisiones corresponden al gobierno federal, no al local.