Microsoft ha acordado modificar su sistema operativo Windows Vista en respuesta a una demanda que afirmaba que su función de búsqueda en el ordenador ponía a Google y otros rivales potenciales en desventaja, según ha confirmado el Departamento de Justicia de Estados Unidos.

Google había acusado a Microsoft de que el buscador que incluye el sistema operativo Windows Vista dificultaba el uso de Google Desktop Search.

La demanda se interpuso en diciembre, aunque la resolución no ha llegado hasta ahora.

Tras un acuerdo entre Microsoft, el Departamento de Justicia y los 17 abogados generales estatales, la compañía creará en Vista una opción para permitir a los usuarios seleccionar un programa de búsqueda por defecto en ordenadores personales que funcionen con Windows.

El presidente ejecutivo de Microsoft, Steve Ballmer, había afirmado que la queja de Google no tenía fundamento, ya que la compañía estaba cumpliendo con un acuerdo antimonopolio del 2002.