Díaz Tezanos se acoge al Código Ético del PSOE para justificar que Chaves y Griñán no sean expulsados del partido

"Espera y desea" que ambos tengan la "oportunidad" de defender su "inocencia"

La secretaria general de los socialistas cántabros y miembro de la Comisión Ejecutiva Federal del PSOE a nivel nacional, Eva Díaz Tezanos, se acoge al Código Ético de su partido para justificar que no hayan sido expulsados de él los expresidentes andaluces Manuel Chaves y José Antonio Griñán, a los que el Tribunal Supremo ha imputado por el caso de los ERE fraudulentos de la Administración andaluza.

Según ha explicado Díaz Tezanos, a preguntas de los periodistas sobre este asunto en la firma del pacto de Gobierno PRC-PSOE en Cantabria, en estos momentos tienen "todos los derechos" como militantes del PSOE.

La dirigente socialista ha defendido que tanto Chaves como Griñán, que sí han renunciado a sus cargos públicos, como en el Congreso y en el Senado, respectivamente, se han comportado "con arreglo" a lo que establece el Código Ético del PSOE.

Además, Díaz Tezanos ha añadido que "espera y desea" que tanto Chaves como Griñán tengan la "oportunidad de demostrar su inocencia" en este caso.

Tras conocer que el Supremo les mantiene como imputados por el 'caso de los ERE', Chaves, el exconsejero de Presidencia andaluz Gaspar Zarrías y el exconsejero de Empleo de la Junta José Antonio Viera comunicaron ayer, jueves, su decisión de renunciar a sus respectivos escaños en el Congreso.

El pasado 15 de junio Griñán también presentó su renuncia al escaño de senador autonómico por Andalucía, cuatro días después de que Susana Díaz fuera elegida presidenta de la Junta de Andalucía con el apoyo de Ciudadanos, que ha pedido reiteradamente la dimisión de Griñán y de Manuel Chaves por el caso de los falsos ERE y como medida de regeneración democrática.

El número 2 del PSOE, César Luena, anunció ayer que el PSOE no se plantea suspenderles de militancia, ya que el código ético del partido alude sólo a los cargos públicos o cargos orgánicos. El Código Ético que el PSOE aprobó el pasado mes de octubre no habla de la exigencia de responsabilidades en el momento de la imputación.

Este documento fija en la apertura de juicio oral la línea roja y señala que, en ese momento procesal, cualquier cargo público u orgánico deberá dimitir y solicitar su baja voluntaria del partido. En caso contrario, advierte de que será suspendido cautelarmente de militancia y, en su caso, expulsado del partido.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento