Sucesos.-A prisión diez personas acusadas de traficar con cocaína, entre ellos un policía en segunda actividad

La Policía Nacional ha desarticulado, en colaboración con la Agencia Tributaria, una organización dedicada a la recepción de cocaína en el puerto de Algeciras (Cádiz), donde se han aprehendido 116 kilos de este estupefaciente. En total han sido detenidas diez personas que han ingresado en prisión por orden judicial.

La Policía Nacional ha desarticulado, en colaboración con la Agencia Tributaria, una organización dedicada a la recepción de cocaína en el puerto de Algeciras (Cádiz), donde se han aprehendido 116 kilos de este estupefaciente. En total han sido detenidas diez personas que han ingresado en prisión por orden judicial.

Entre los detenidos figuran seis estibadores portuarios —dos de ellos con detenciones previas por delitos contra la salud pública— y un policía nacional en segunda actividad sin destino, que presuntamente gestionaba la entrada de partidas de cocaína aprovechando los contactos que poseía.

En una nota, la Policía explica que se han desarrollado nueve registros domiciliarios en el transcurso de la operación en los que se han intervenido diez vehículos de alta gama, una motocicleta y 27.000 euros en metálico.

Detalla que la investigación se inicio en febrero, cuando los agentes tuvieron conocimiento de la existencia de un grupo conformado por estibadores portuarios, quieres aprovechando su condición y conocimiento de las instalaciones del puerto de Algeciras, ofrecían sus servicios a distintas organizaciones de narcotraficantes para sacar importantes cantidades de sustancias estupefacientes, que tenia entrada en España a través de la terminal de contenedores de mercancías.

Los investigadores descubrieron entre los integrantes del grupo a un funcionario del Cuerpo Nacional de Policía, que no presta servicio activo y que se encuentra en segunda actividad sin destino.

A primeros del mes de junio se detectó de nuevo un incremento de los contactos y reuniones para preparar la recepción de una nueva partida de droga con destino al mismo puerto. El dispositivo de vigilancia en torno a un contenedor procedente de un país sudamericano permitió constatar cómo integrantes del grupo extraían de su interior tres grandes petates, que finalmente fueron aprendidos y confirmando que contenían cocaína. Su peso total fue de 116 kilos.

Una vez intervenida la sustancia estupefaciente, se estableció un dispositivo policial en el que participaron mas de 50 agentes de la Policía Nacional y de la Agencia Tributaria que culminó con la localización y detención de los presuntos miembros del grupo investigado.

Modus operandi

Los detenidos estarían especializados en extraer cargamentos de cocaína enviados a España en el interior de contenedores. El 'modus operandi' de este grupo, según detalla la Policía, tenía su punto de partida en la introducción de la droga por parte de narcotraficantes en puertos sudamericanos.

Así, aprovechaban el momento de cierre de los contenedores, una vez que se les había introducido la carga legal, para fracturar los precintos originales y colocar dentro bolsas de deporte cargadas de cocaína. Una vez introducida la droga, colocaban nuevos precintos.

Finalmente, cuando el barco arribaba al puerto de destino, las personas que trabajan en los puertos u organizaciones que se dedican expresamente a esta tarea, recuperaban la mercancía y se la entregaban a la organización narcotraficante, que previamente les había contratado para realizar estas labores.

La instrucción del caso, que continúa bajo secreto de sumario, está siendo llevada a cabo por el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción número uno de San Roque (Cadiz), participando también la Fiscalía Antidroga del Campo de Gibraltar.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento