González Pons y Hernando junto a otros miembros del comité de dirección del PP.
González Pons y Hernando junto a otros miembros del comité de dirección del PP. EFE

La dirección del Partido Popular se propone afrontar esta nueva etapa con el compromiso de estar "pegado a la calle" y centrándose en la agenda social, y defiende ser en este momento la única opción política moderada y de centro en España. Así lo ha subrayado en rueda de prensa el vicesecretario de Comunicación, Pablo Casado, tras la primera reunión del nuevo comité de dirección de los populares, que se ha prolongado durante dos horas y media y que ha presidido el jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy.

Rajoy, según Casado, afronta la carrera electoral "absolutamente convencido" de que el PP "sale a ganar" y cuenta con el "equipo", las "ideas" y los "principios" para volver a ser la fuerza mayoritaria.

El dirigente popular ha arremetido contra las fuerzas de izquierda, especialmente el PSOE por "envolverse" en la bandera de España pero después apoyar a opciones "radicales" como Podemos, y ha asegurado: "Nos están dejando el centro y la moderación sólo a nosotros".

Por otra parte, Pablo Casado ha asegurado que cuando se den las condiciones su partido hará "honor a la palabra dada" y devolverá la extraordinaria a los funcionarios. Además, ha defendido la coordinación entre el Gobierno y el partido, y ha subrayado que precisamente "la mejor coordinación" es que los preside la misma persona, que es Mariano Rajoy.

Casado ha hecho esta reflexión en la rueda de prensa posterior a la primera reunión del nuevo comité de dirección del PP, que esta tarde ha presidido Rajoy, y la ha hecho cuando se le ha preguntado por una posible descoordinación en el Ejecutivo ante el asunto de la paga extraordinaria de los funcionarios.