El secretario general de Podemos, Pablo Iglesias, ha confirmado este miércoles que no alcanzarán acuerdos para que su formación política concurra a las generales junto con IU, aunque ha tendido la mano a que Alberto Garzón u otras personas de IU se incorporen a su proyecto.

Iglesias y Garzón se han reunido este miércoles por primera vez para contrastar sus visiones sobre la unidad popular, punto en el que han constatado sus discrepancias, a pesar de que ambos consideran positivo que se haya abierto un cauce de diálogo entre formaciones políticas que persiguen el mismo objetivo de "cambio".

Según ha explicado Iglesias a los medios de comunicación, la reunión, que ha durado algo más de una hora, ha transcurrido en un tono "muy cordial", si bien han quedado claras las diferencias entre ambos dirigentes en torno a la unidad popular.

Compartimos muchos elementos del diagnóstico y la voluntad de cambio, pero tenemos visiones diferentes

Al líder de Podemos le "encantaría contar con gente como Alberto Garzón, pero no opina lo mismo respecto a otros sectores de IU y descarta completamente un acuerdo con la coalición para los próximos comicios generales.

Podemos insiste en que esa unidad popular hay que buscarla con la sociedad civil y los colectivos sociales, mientras IU aboga también por la confluencia entre fuerzas políticas siguiendo el modelo de las candidaturas populares en las últimas elecciones municipales.

Garzón ha recalcado que ha compartido con Iglesias el "diagnóstico" de la situación política y económica, aunque no las soluciones, y ha considerado que la confluencia está hoy más cerca que antes de esta reunión, pese a que las diferencias "siguen estando ahí".

"Compartimos muchos elementos del diagnóstico" y la "voluntad de cambio", pero "tenemos visiones diferentes de la unidad popular", ha añadido Iglesias, quien en cualquier caso considera "bueno" que se abra una colaboración política entre diferentes partidos, aunque ello no se traduzca en una "colaboración electoral".

"Queda tiempo para montar una candidatura de unidad popular"

El candidato de IU, por su parte, ha coincidido con Iglesias en que la reunión se ha desarrollado con "cordialidad" y ha dicho haber encontrado en el líder de Podemos "un compañero y un amigo", y ha dejado la posibilidad de entendimiento mucho más abierta.

No vamos a construir la casa por el tejado; las fórmulas de la candidatura no están a debate

Así, ha trasladado un mensaje de tranquilidad, ya que, ha dicho, "queda tiempo para las elecciones generales y para montar una candidatura de unidad popular", a la vez que ha reiterado que van a seguir dialogando con todas las formaciones que están por la transformación social.

"Hay que seguir dialogando con todas las fuerzas para llegar a un punto de acuerdo", ha insistido Garzón, además de mostrarse optimista de cara al futuro y rechazar las malas relaciones entre él e Iglesias.

En este sentido, ha expresado la necesidad de "no polemizar" en los medios de comunicación y de no enfrentarse, porque, ha subrayado, "la sociedad no lo entendería".

Aunque ha reconocido las diferencias entre él y el secretario general de Podemos, no ha querido entrar en detalles, pues, en su opinión, IU no ha entrado en un proceso de "negociación" con otras formaciones sino de toma de contacto. "No vamos a construir la casa por el tejado; las fórmulas de la candidatura no están a debate", ha añadido.

Ronda de contactos

La reunión se enmarcaba en la ronda de contactos que el candidato de IU ha abierto con otras fuerzas políticas como Equo y Anova en busca de la unidad popular, aunque no parece que vaya a fructificar una candidatura conjunta con Podemos.

"La unidad popular no se construye a través de acuerdos entre partidos o sus dirigentes, sino desde abajo", ha insistido Iglesias, quien ha dejado las "puertas" de Podemos "abiertas" a Garzón y a otros compañeros que, como él, contemplen esa opción.

Ha recordado, además, que la decisión de la Asamblea de Vistalegre fue que Podemos concurriría con su propia marca a las generales y que esa decisión no ha cambiado y cuenta con el consenso interno de todos los órganos directivos del partido.