Tsipras
El primer ministro de Grecia Alexis Tsipras sale de una reunión parte de una cumbre de emergencia de jefes de estado de la Unión Europea sobre Grecia. EFE/JULIEN WARNAND

El primer ministro griego, Alexis Tsipras, se reunirá este miércoles en Bruselas con los representantes de las instituciones acreedoras de Grecia, el mismo día que se celebra un Eurogrupo extraordinario sobre la situación del país.

El nuevo plan griego contempla ingresos de 8.000 millones de euros entre 2015 y 2016

"El primer ministro, Alexis Tsipras, viaja de nuevo este miércoles para reunirse con los representantes de las tres instituciones, Jean-Claude Juncker (Comisión Europea), Mario Draghi (Banco Central Europeo) y Christine Lagarde (Fondo Monetario Internacional)", informó la oficina de Tsipras en un comunicado.

El encuentro con el presidente de la Comisión Europea, el del Banco Central Europeo y la directora gerente del Fondo Monetario Internacional se llevará a cabo en la misma jornada que la reunión informal de los ministros de Finanzas de la eurozona, prevista a partir de las 17.00 GMT.

Se espera que en el Eurogrupo se produzcan los avances suficientes hacia un acuerdo para que los jefes de Estado y de Gobierno puedan refrendarlo en la cumbre ordinaria del jueves.

Para lograr este pacto, el Gobierno griego ha presentado una nueva propuesta de reformas en la que acepta varias de las exigencias de los acreedores.

Estas concesiones pueden suponer un problema interno para Syriza, el partido del primer ministro, ya que su corriente más izquierdista se ha posicionado abiertamente en contra de aplicar algunas reformas que piden los socios.

Por ello, Tsipras mantuvo el martes reuniones con miembros del Gobierno y de su partido, así como con Panos Kamenos, líder de Griegos Independientes, su socio de coalición, pues el pacto, una vez alcanzado, requerirá la aprobación de todos los diputados de los partidos que forman el Ejecutivo para ser aprobado.

Kamenos afirmó hoy que el Gobierno conseguirá una "solución definitiva", que respetará el mandato popular obtenido en las urnas e incluirá la cuestión de la deuda.

Aunque en un principio se había hablado de que Griegos Independientes podría incluso abandonar el Gobierno si se permitía el aumento del IVA reducido en las islas, como es posible, las palabras de Kamenos alejan esta posibilidad.