Manifestación contra el CIE
La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, participa en la manifestación convocada por la plataforma 'Tanquem els CIES', para exigir que se cierre el Centro de Internamiento de Extranjeros de la capital catalana. EFE

Barcelona y Madrid han sido escenario este sábado de marchas para pedir el cierre del Centro de Internamiento de Extranjeros (CIES). A la de Barcelona ha asistido la alcaldesa de la ciudad, Ada Colau, y ha dicho que el Ayuntamiento hará "todo lo posible para ayudar a las familias afectadas", porque "nadie es ilegal".

La concentración de Barcelona, en la que se ha reclamado al Parlamento de Cataluña una resolución que pida el cierre del CIE y que se ha desarrollado sin incidentes, ha reunido a alrededor de un millar de personas y se ha prolongado durante más de dos horas.

Todos los vecinos de Barcelona tienen que tener los mismos derechos. Ninguna persona es ilegalColau ha expresado el "compromiso del ayuntamiento de Barcelona con los derechos humanos" y ha asegurado que los CIE "vulneran" dichos derechos, porque "ninguna persona ni es ni puede ser ilegal".

"No puede ser que una falta administrativa suponga la vulneración de derechos fundamentales", ha asegurado la alcaldesa, que ha subrayado que "todos los vecinos de Barcelona tienen que tener los mismos derechos".

Colau ha añadido que el Ayuntamiento "se compromete a hacer todo lo posible para que Barcelona sea una ciudad libre de CIE" y ha dicho que, "mientras eso no ocurra", hará todo lo que se esté en su mano para "apoyar a las familias afectadas", como ofrecer "apoyo jurídico".

La alcaldesa de Barcelona ha llegado acompañada de su "número dos", Gerardo Pisarello, y no ha encabezado la marcha, sino que se ha mantenido en medio del millar de personas reunidas frente al CIE.

Al acto también han asistido otros políticos como Oriol Amorós, (ERC), David Companyon (ICV-EUiA) e Isabel Vallet (CUP).

Uno de los miembros de la plataforma 'Tanquem el CIE' (Cerremos el CIE), Andrés García Berrio, ha pedido que "se garanticen los derechos de los internos" y ha defendido que "el cierre del centro deje de ser una utopía".

Marcha de Madrid

En Madrid, alrededor de 300 personas han participado también en una marcha para solicitar el cierre de los centros bajo lemas como: "Ningún ser humano sin papeles. CIES NO" y "Ningún ser humano es ilegal" en una marcha, autorizada por la Delegación del Gobierno, que ha discurrido, sin incidentes, entre la plaza de Lavapiés y la Puerta del Sol, y que iba encabezada por una pancarta en la que figuraba: "Con paso firme hasta el cierre".

Irene Ruano, portavoz de los colectivos convocantes del 15J y de la marcha, ha manifestado que los CIES deben ser cerrados "sin ningún tipo de condiciones". "La propia existencia de los CIES vulnera los derechos humanos", ha resaltado.

Actualmente existen en el Estado español siete centros de InternamientoAl final de la manifestación se ha dado a conocer un comunicado en el que se ha insistido en que el objetivo a alcanzar es idéntico al de hace tres años, cuando comenzó esta convocatoria: "hacer visible lo invisible".

Según el escrito hecho público, la iniciativa está abierta a todas aquellas personas, colectivos y organizaciones de la sociedad civil que alzan sus voces con un mismo fin: "señalar públicamente estos lugares de segregación y vulneración de derechos y luchar contra aquellos dispositivos de control, encierro y deportación que separan, criminalizan y discriminan".

Actualmente existen en el Estado español siete centros de Internamiento y su existencia "vulnera los derechos más fundamentales", según los convocantes, que han anunciado la creación de una plataforma estable del 15J para conseguir el cierre de los CIES.