La UE ve peligrar por primera vez la irreversibilidad del euro ante la posibilidad del 'Grexit'

  • "La UE nunca antes ha estado tan cerca de una salida de Grecia del euro, ni siquiera en 2012", señaló el analista político Vincenzo Scarpetta.
  • Un portavoz de Syriza afirmó que el partido del Gobierno griego quiere encontrar "dentro de Europa" una "solución estable".
  • Tras el fracaso de las negociaciones con Grecia el pasado jueves, el presidente del Eurogrupo declaró estar "preparados para cualquier eventualidad".
  • Para evitar una salida de Grecia del euro, este lunes habrá una cumbre urgente de líderes de la eurozona.
  • Los países esperan que el Ejecutivo de Tsipras haga el próximo movimiento y presente antes de la reunión nuevas propuestas.
  • Grecia, vuelta a la casilla de salida: ¿impago y salida del euro o acuerdo en el último momento?
Manifestantes ondean banderas griegas y de la UE exigiendo que Grecia permanezca en la eurozona a las afueras del parlamento griego en Atenas.
Manifestantes ondean banderas griegas y de la UE exigiendo que Grecia permanezca en la eurozona a las afueras del parlamento griego en Atenas.
EFE

La UE maniobra in extremis para lograr un acuerdo con Grecia y evitar una catástrofe, pero por primera vez ve peligrar realmente la irreversibilidad del euro con un nada deseable y aún hipotético 'Grexit' que supondría el fin del mito de la inalterabilidad de la moneda única, según los analistas.

"La Unión Europea (UE) nunca antes ha estado tan cerca de una salida de Grecia del euro, ni siquiera en 2012 cuando se acordó el segundo rescate al país", señaló Vincenzo Scarpetta, analista político del centro de estudios Open Europe.

Scarpetta no recuerda haber escuchado antes a tantos ministros de Finanzas y de Economía de la eurozona y líderes de instituciones comunitarias y económicas internacionales hablar de planes de contingencia y de 'planes B'.

Irlanda recibe ya asesoramiento del Banco Central Europeo y del Tesoro nacional sobre el impacto en el país de una eventual salida de Grecia del euro, y también el Reino Unido, que sin pertenecer a la eurozona, dijo que espera lo mejor, pero que ahora hay que estar preparado para "lo peor" y continuar y completar "ese plan".

"Nuestro escenario preferido todavía es el de un acuerdo y aún está esa posibilidad, pero por supuesto estamos preparados para cualquier eventualidad", señaló el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, tras fracasar las negociaciones con Grecia el jueves en este foro informal de ministros de la eurozona.

Syriza quiere una "solución estable" en Europa

Por su parte, el representante del comité central de Syriza, Konstantinos Zachariadis, afirmó este sábado que el partido del gobierno griego quiere encontrar "dentro de Europa" una "solución estable" para el país y que para ello está dispuesto a afrontar "importantes reformas", pero "la palabra clave es sostenibilidad" para que el país pueda levantarse por sus "propios pies".

También dijo que es "responsabilidad de los poderes económicos y políticos no infundir temor sobre los ciudadanos" con la idea de que pueden darse situaciones como un corralito bancario.

Zachariadis declaró que el Gobierno griego está dispuesto a hacer "importantes reformas" en el ámbito fiscal, "para que los más ricos paguen más", o de la Administración, "para que sea mucho más efectiva".

Varufakis: "Todo depende de la cumbre del lunes"

En un artículo que publica este domingo el dominical alemán Frankfurter Allgemeine Sonntagzeitung, el ministro de Finanzas griego, Yanis Varufakis, ha asegurado que "la canciller alemana estará el lunes ante una encrucijada decisiva".

Varufakis considera que el futuro de Grecia en la eurozona depende de la cumbre de jefes de Estado y de Gobierno del lunes mientras que otros políticos europeos se vienen esforzando por restar expectativas ante la misma. "Todo depende de esta cumbre extraordinaria del lunes", afirma Varufakis.

"Por nuestra parte, llegaremos a Bruselas con la voluntad de aceptar compromisos siempre y cuando no se nos pida hacer lo que han hecho los gobiernos anteriores: aceptar nuevas deudas bajo condiciones que dejan poca esperanza de que Grecia pueda pagar sus deudas", asegura.

En el mismo periódico, el presidente del Parlamento Europeo, Martin Schulz, advirtió de la gravedad que supondría para Grecia su salida de la eurozona. "Lo que no pueden esperarse es que tras salir de la eurozona y negarse a pagar las deudas les sigan llegando los fondos de la UE", dijo Schulz.

Según el Frankfurter Allgemeine Sonntagzeitung, la Comisión Europea le ha presentado a Grecia un último calendario para un compromiso sobre el programa de reformas que se apoya en los mismos puntos básicos ya conocidos.

Atenas, según ese plan, tendrá que ahorrar o recaudar adicionalmente un 2,5% del PIB, lo que equivaldría a 4.500 millones de euros. Un 1%, cerca de 1.800 millones de euros, tendría que venir de reformas estructurales en el sistema de pensiones y un aumento del IVA, precisamente los puntos que hasta ahora Grecia se ha negado a aceptar.

Las consecuencias de un 'Grexit'

Una salida de Grecia del euro "sería el fin del mito de que el euro es irreversible y tendría un efecto de contagio político en otros países" y un impacto especulativo en los mercados que se preguntarían qué Estado podría ser el próximo en abandonar la eurozona, señaló Scarpetta.

"El contagio económico se podría gestionar mejor que en el peor momento de la crisis económica y financiera, pero el político seguiría siendo importante", agregó.

Cumbre urgente: posibles escenarios

Para evitar un escenario así, Europa ha convocado una cumbre urgente de líderes de la eurozona para este lunes.

Los países esperan ahora del Gobierno de Alexis Tsipras que haga el próximo movimiento y presente durante el fin de semana nuevas propuestas, que no sean solo una remodelación de ideas o iniciativas que ya ha presentado a la eurozona, señalaron fuentes comunitarias, para que el lunes primero el Eurogrupo, y después los líderes en su cumbre, puedan debatirlas a fin de lograr un acuerdo.

Para ello también esperan que Tsipras adopte otra postura que su ministro de Finanzas, Yanis Varufakis, con el que ha habido tensiones importantes, y presente una propuesta creíble y tangible.

Si no lo hace, aseguran fuentes comunitarias, "se habrá acabado" y entonces los jefes de Estado y de Gobierno de la eurozona tendrán "mucho que hablar", pero ya no de un acuerdo, sino de "otras cosas", el plan B, admitieron.

"Nadie sabe lo que va a pasar", dijeron otras fuentes. "Todo depende ahora de Grecia", dado que el 30 de junio vence el plazo de la segunda prórroga del rescate al país y ese día Atenas debe hacer un pago de 1.600 millones de euros al FMI.

Preocupa sobre todo la fuga multimillonaria de capitales en Grecia y de momento en la eurozona no se sabe si los bancos helenos abrirán el lunes si al término del fin de semana no se vislumbra un acuerdo a nivel técnico entre Grecia y sus acreedores.

Los preparativos de contingencia incluyen un control de capitales en caso de que no se logre un acuerdo, según fuentes comunitarias.

Un alto cargo europeo ha pedido "mantener la cabeza fría", a la espera de lo que ocurra durante los próximos días y el lunes, pero la preocupación reinante también ha sido verbalizada por el ministro español, Luis de Guindos, quien normalmente tiende a ser optimista.

Para Tsipras, el que se celebre una cumbre de líderes el lunes es una "mini victoria", según Scarpetta, dado que el primer ministro desde un principio ha abogado por negociar a nivel político y de "igual a igual".

Incluso si se llegase a un acuerdo antes del día 30 ya no da tiempo para la aplicación, tramitación parlamentaria en varios hemiciclos nacionales y el desembolso de la ayuda europea, de manera que se contempla abiertamente una extensión del rescate.

Mientras, otras fuentes señalan que un compromiso podría ser que las instituciones afinen algo más los objetivos de superávit primario y den una señal sobre un posible alivio a la deuda griega, quizás similar a una declaración de noviembre de 2012, a cambio del cumplimiento de las reformas necesarias por parte de Atenas.

Así Tsipras podría volver a casa vendiendo un buen acuerdo. El líder griego ha asegurado que trabajará para el éxito de esa cumbre y que "los que invierten en la crisis y en escenarios de terror se vean refutados".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento