El salario mínimo en España, que asciende a 666 euros, sólo supera al vigente en Portugal (430 euros) entre los 15 Estados miembros más antiguos de la Unión Europea, según datos divulgados el martes por la Oficina estadística comunitaria (Eurostat).

En España, el Salario Mínimo Interprofesional (SMI) se sitúa actualmente en 570,6 euros, cifra que, si le suman dos pagas extras, resulta en 12 mensualidades de 666 euros.

Importantes diferencias

Eurostat destaca las importantes diferencias entre los veinte Estados de la UE que cuentan en su legislación con un salario mínimo, que oscila entre los 92 euros en Bulgaria y los 1.570 en Luxemburgo.

Los salarios mínimos en la UE oscilan entre los 92 € en Bulgaria y los 1.570 en Luxemburgo
Según el informe comunitario, España está en un grupo intermedio dentro de la UE, junto a Portugal, Eslovenia, Malta y Grecia, donde el salario mínimo varía entre los 470 y los 668 euros.

Por encima, se sitúan Francia, Bélgica, Holanda, el Reino Unido, Irlanda y Luxemburgo, con salarios mínimos superiores a los 1.250 euros mensuales en todos los casos.

Así, el SMI español sólo supera al portugués dentro de la UE-15, pero está claramente por encima de la mayoría de los países que ingresaron en la Unión en 2004.

En este tercer grupo, el mínimo salarial varía desde los 92 euros de Bulgaria hasta los 288 de la República Checa y los 298 de Turquía, país candidato a la adhesión.

Si se tienen en cuenta las diferencias de precios en cada país, las desigualdades se reducen de forma importante, pero Rumanía y Bulgaria se mantienen a la cola y Luxemburgo en cabeza, con España en una posición intermedia.

Menor proporción de SMI

España es, sin embargo, el país de la UE donde una menor proporción de empleados percibe el SMI, pues sólo el 0,8% de los trabajadores lo hizo en 2005.

En el otro extremo, el 16,8% de los asalariados franceses y el 16% de los búlgaros percibieron el salario mínimo ese año.

En todo los Estados miembros, excepto Malta, Luxemburgo e Irlanda, el salario mínimo representa menos del 50% de los ingresos medios brutos en los sectores de la industria y los servicios.

España se sitúa de nuevo en un grupo intermedio junto a Reino Unido, Hungría, Lituania, Portugal y la República Checa, países en los que el mínimo salarial figura entre el 36% y el 41% del salario medio mensual en dichos sectores.