La Junta advierte a Málaga, Rincón y Fuengirola de que se les denunciará si mantienen las playas caninas

La Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía ha insistido en que los ayuntamientos de Málaga, Rincón de la Victoria y Fuengirola no han solicitado autorización en ningún momento para sus playas para perros. Es más, les ha advertido de que si las mantienen, se les levantará la correspondiente acta de denuncia.
Dos bañistas en la playa para perros de Casares
Dos bañistas en la playa para perros de Casares
EUROPA PRESS/AYTO DE CASARES

La Consejería de Medio Ambiente de la Junta de Andalucía ha insistido en que los ayuntamientos de Málaga, Rincón de la Victoria y Fuengirola no han solicitado autorización en ningún momento para sus playas para perros. Es más, les ha advertido de que si las mantienen, se les levantará la correspondiente acta de denuncia.

A principios de este mes la Junta informó a los 14 municipios del litoral malagueño, así como a las mancomunidades de municipios Costa del Sol Occidental y Costa del Sol-Axarquía, de que, de acuerdo con la legislación vigente, no podrían contar con espacios en sus playas destinados para perros.

Las únicas excepciones son que se podrán autorizar estas playas cuando tengan el visto bueno previo de la autoridad sanitaria. En este sentido, no se considera suficiente la inclusión de dicha zona para perros en las correspondientes ordenanzas municipales. Tampoco se considera "razonable" que se permitan en periodos de gran afluencia de público como puede ser Semana Santa, aunque esté fuera del periodo que fija el decreto.

Donde sí podría habilitarse es cuando en la zona para la que se solicita esté "expresamente prohibido" el baño para las personas y debidamente señalizado; es decir, que no se pueda considerar una zona de baño, según el documento al que tuvo acceso Europa Press.

Sin embargo, después de que el Consistorio malagueño señalase que la playa habilitada entre Rincón y Málaga capital, en la desembocadura del arroyo Totalán, no estaba catalogada como zona de baño, entrando, por tanto, en esa excepción, la Junta ha asegurado que no podrán habilitar estos espacios "porque no disponen de ninguna autorización".

Así, fuentes de la Delegación Territorial de Medio Ambiente han precisado a Europa Press que los ayuntamientos de las tres localidades "no disponen de ninguna autorización de playas para perros, incluso en aquellas zonas que pudieran quedar excluidas del baño, toda vez que no lo han solicitado" al Gobierno autonómico.

Es más, han asegurado que en caso de que se mantengan dichas playas, se procederá a enviar a los agentes de Medio Ambiente para que levanten la correspondiente denuncia "y se le remitirá a la Demarcación de Costas", ya que, al no tener los ayuntamientos la autorización, "es un asunto de competencia estatal en materia sancionadora".

Después de las diversas consultas realizadas por las delegaciones a la Dirección General de Prevención y Calidad Ambiental, ante las crecientes iniciativas de varios municipios solicitando una zona de playa para baño y esparcimiento de perros en playas de uso público, y tras la consulta al Servicio de Salud Ambiental de la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales, se estimó que se deberán denegar las autorizaciones por oponerse al Decreto 194/1998 de 13 de octubre.

Así, de acuerdo con el citado decreto, por el que se aprueba el Reglamento sobre vigilancia higiénico-sanitaria de las aguas y zonas de baño de carácter marítimo, durante la temporada de baño (del 1 de junio al 30 de septiembre) "queda prohibido el acceso de animales domésticos a las aguas y zonas de baño, con excepción del que resulte preciso para el desarrollo de actividades debidamente autorizadas por la autoridad sanitaria competente".

Según la resolución enviada a los ayuntamientos de Marbella, Fuengirola, Estepona, Benalmádena, Torremolinos, Málaga capital, Rincón de la Victoria, Casares, Torrox, Vélez-Málaga, Mijas, Nerja, Manilva y Algarrobo, como norma general, las zonas de playa para baño y esparcimiento de perros son "incompatibles" con zonas de baño declaradas. Precisamente, a finales de mayo se denegó la solicitada por el Consistorio de Estepona en La Morocha.

Casares fue el primer municipio malagueño en habilitar una playa canina en 2012; a la que siguió la conjunta entre Málaga capital y Rincón, y Fuengirola. Estas dos últimas desde el pasado año, de hecho, han estado en funcionamiento durante todo este periodo con gran aceptación por parte de la ciudadanía, que ha mostrado a través de las redes sociales su malestar con la resolución al respecto de la Junta de Andalucía.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento