Cae la principal red de distribución de cocaína en Segovia, liderada por un conocido traficante

La Guardia Civil detiene a seis personas y da por desarticulados numerosos puntos de venta de droga en la ciudad

La Guardia Civil ha desmantelado la principal red de distribución de cocaína en Segovia, capitaneada por un vecino de localidad de La Lastrilla, un conocido traficante habitual de la ciudad, que ha sido detenido junto con otras cinco personas.

La operación, denominada 'Cabina' y aún abierta a la espera de un séptimo arresto, se ha saldado además con la intervención de 5.700 dosis de cocaína que en el mercado ilícito habrían alcanzado un valor de 180.000 euros y ha permitido desarticular puntos de venta de droga en el entorno del campus universitario, los jardinillos de San Roque, la estación de autobuses, José Zorrilla y la Plaza Mayor.

La subdelegada del Gobierno, Pilar Sanz, y el teniente coronel de la Guardia Civil, Fernando Gil, han presentado este viernes en rueda de prensa la operación, que el responsable del Cuerpo ha calificado como "muy laboriosa y rigurosa", a la vez que compleja tanto por las grandes medidas de seguridad que tomaba el cabecilla como por la amplia red de contactos que este tiene en Segovia, una ciudad de pequeño tamaño donde cualquier indiscreción de los agentes podía perjudicar el proceso.

'Cabina', que toma su nombre por el uso constante que el líder de la red hacía del teléfono público, comenzó a principios del año pasado, tras un control sobre un sospechoso de distribuir grandes cantidades de droga en Segovia, que resultó ser el capitán del grupo, L.N.R.G, de 59 años, vecino de La Lastrilla.

Este varón, al igual que el resto de los detenidos, cuenta con un amplio historial delincuencial, tanto policial como judicial, relacionado con el tráfico de drogas. De hecho, figura entre los arrestados en la operación 'Bécquer', que en 2010 permitió desarticular otra importante red dedicada al tráfico de cocaína en Segovia.

L.N.R.G. se encontraba en la cúspide de un grupo con estructura piramidal, simple pero muy activo, en el que cada miembro tenía perfectamente definidas sus tareas y las zonas de acción. Con gran precaución, se proveía de droga en Madrid, donde hacía uso de un piso franco. En el barrio madrileño de Valdebebas, una mujer colombiana con enlace directo con Colombia, que también ha sido detenida junto con su hermanastra, era la encargada de transferir la droga a la organización.

Desde Madrid, y una vez 'cocinada', la sustancia se entregaba a los distribuidores, que a su vez proveían a los consumidores finales. A Segovia, la cocaína llegaba con una pureza del 95 por ciento, aunque se comercializaba rebajada al 20 por ciento, de ahí que las dosis dispuestas para la venta habrían podido llegar a quintuplicar el peso de la droga.

Preparado para las fiestas de segovia

La detención del líder se produjo el pasado miércoles por la tarde, durante un control de la Guardia Civil puesto en marcha en el marco de la operación, en el Alto de los Leones, tras constatar los agentes que este volvía de abastecerse de estupefaciente a Madrid de cara a las próximas fiestas de la ciudad de Segovia, que serán inauguradas este sábado.

Con ayuda de un perro detector, los efectivos del Cuerpo hallaron cocaína oculta en el motor del vehículo en el que viajaba L.N.R.G, quien fue detenido junto a F. P.P, de 55 años, vecino de Segovia. A estos arrestos le siguieron otros cuatro: el de las dos mujeres colombianas —L. J.A.B, de 41 años, y L. D. H.B, de 62 años, ambas residentes en Madrid— y el de otros dos vecinos de Segovia —E.P.C, de 50 años, y J.A.B.C, de 52—. Estos últimos, junto a F.P.P, todos ellos muy conocidos en Segovia, actuaban como satélite y recibían la cocaína en cantidades de entre 50 y 100 gramos para a su vez distribuirla en papelinas de medio o un gramo.

La Guardia Civil realizó además seis registros domiciliarios en Madrid, La Lastrilla, Segovia y Caballar, donde se aprehendieron 2,854 kilos de cocaína, 31.160 euros en metálico, diversas sustancias precursoras y de corte y joyas. Asimismo, en el piso ubicado en La Lastrilla se halló un laboratorio completo para la adulteración de la droga, que se distribuía tanto en localidades aledañas como en la capital.

El Juzgado de Instrucción número 1 de Segovia ha dirigido la operación, que continúa abierta. Fernando Gil ha confirmado que está prevista una nueva detención en las próximas horas y que el caso quedará definitivamente resuelto la próxima semana. Por el momento, el juez ha enviado a prisión a dos de los seis detenidos.

Devolución de las joyas

El teniente coronel ha explicado por otra parte que se han intervenido joyas cuya legítima procedencia no ha sido acreditada por los detenidos. Según sospecha la Guardia Civil, estas pudieron servir para pagar algunas de las transferencias de la cocaína y podrían haber sido robadas, por lo que, tras reseñar cada pieza, el Cuerpo procederá a publicitarlas a través de su página web y los medios de comunicación con el fin de que sus propietarios puedan recuperarlas.

Pilar Sanz ha querido felicitar por su trabajo a los agentes implicados en la operación, al igual que lo ha hecho el teniente coronel, quien se ha congratulado además de que se haya podido poner fin a una "lacra" para Segovia.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento