Valls devuelve 2.500 euros por el viaje de sus hijos a la final de la Liga de Campeones de Berlín

  • El primer ministro francés devolverá 2.500 euros a las arcas públicas en compensación por el viaje en 'avión privado' a la final de la Liga de Campeones.
  • Dos de los hijos de Valls viajaron en el avión, destinado a desplazamientos oficiales, por ello la oposición atacó duramente al primer ministro.
  • Desde el Ejecutivo socialista se defienden "el coste del avión no aumentó por la presencia de sus hijos", no obstante deciden pagar para poner fin a la polémica.
El primer ministro francés, Manuel Valls.
El primer ministro francés, Manuel Valls.
EFE/Ian Langsdon

El primer ministro francés, Manuel Valls, ha reembolsado 2.500 euros correspondientes al viaje que efectuaron el pasado 6 de junio dos de sus hijos junto a él para asistir en Berlín a la final de la Liga de Campeones, y que costó en total unos 20.000 euros de dinero público, informó la emisora "Europe 1".

El jefe del Gobierno había sido blanco de numerosas críticas tras conocerse que no solo viajó en avión oficial a la capital alemana para ver ese partido entre el Barcelona y el Juventus de Turín, sino que le acompañaron dos de sus cuatro vástagos.

En el aparato, un Falcon 7X habitualmente reservado para desplazamientos oficiales, embarcaron también la tripulación, un médico, los miembros del equipo de seguridad y consejeros de su gabinete.

Valls fue invitado a la final por Platini

Valls -que nació en Barcelona, se declara "apasionado" del fútbol y cuyo tío abuelo Manuel Valls i Gorina compuso el himno del Barca- justificó el viaje por motivos de trabajo, ya que Francia organiza la Eurocopa de 2016 y él estaba invitado a la final por el presidente de la UEFA, el francés Michel Platini.

Fuentes del entorno del jefe del Ejecutivo socialista aseguraron que el coste del avión "no aumentó" por la presencia de sus hijos, pero el hecho de que le acompañaran avivó los ataques de sus adversarios ideológicos.

Valls entonó la semana pasada el "mea culpa" y admitió que no lo volvería a hacer y, para poner fin a la polémica, avanzó que iba a devolver 2.500 euros por el viaje de sus hijos.

Para calcular el coste de ese desplazamiento, se basó en el precio medio de un ida y vuelta en avión privado entre Poitiers, punto de partida tras su participación en esa localidad del oeste francés en el congreso del Partido Socialista (PS), y Berlín.

El primer ministro, según la emisora, emitió un cheque al Tesoro Público, quien transferirá esa cuantía al Gobierno, que una vez que tenga el dinero liquidará la factura emitida por el Ejército del Aire, al que pertenece el avión utilizado.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento