El paro es el principal problema para el 63% de vascos y la pérdida de condiciones laborales los es para el 33%

El 47% está a favor de un referéndum por la independencia, y un 70% para decidir temas económicos y de ámbito social
María Silvestre y Braulio Gómez
María Silvestre y Braulio Gómez
EUROPA PRESS

El paro es el principal problema para el 65% de los vascos, seguido de la pérdida de condiciones laborales de los trabajadores (33%) y la situación económica (32%), mientras que la preocupación por la corrupción (13%) y por la clase política (14%).

Estos datos se recogen en el IV DeustoBarómetro Social que elabora semestralmente la Universidad de Deusto, con una muestra de 1.003 entrevistas online, realizada del 4 al 11 de junio de 2015 a residentes en la Comunidad Autónoma Vasca mayores de 18 años, de los cuales 391 entrevistados ya respondió a la encuesta en la anterior serie.

A pesar de percibir la recuperación económica, el 88% de los trabajadores siguen viendo bajar o mantener su salario al mismo tiempo que continúa incrementándose su carga de trabajo y desapareciendo su capacidad para negociar con su empresa mejoras en sus condiciones laborales.

En este último DeustoBarómetro, presentado por sus responsables, María silvestre y Braulio Gómez, se recoge que alrededor del 70% de los vascos desearía que se celebrarán referéndums para decidir sobre temas económicos y sobre problemas de ámbito local, mientras que el 47% es partidario de consulta por la independencia de Euskadi, cifra que no varía respecto a la anterior oleada.

Además, el 63% de los ciudadanos encuestados considera que lo que más se necesita para que el proceso de paz avance en Euskadi es la disolución y el desarme de ETA. Asimismo, el 45% rechaza la nueva ley de seguridad ciudadana.

El 57% de los encuestados coincide en señalar que la única condición necesaria para que una persona sea considera vasca es la de residir y pagar los impuestos en Euskadi, y el 61% cree que hablar de política genera "tensiones e incomodidades" en sus relaciones sociales.

Por otra parte, la ciudadanía vasca suspende la política lingüística (4,5) y un 33,9% no considera necesario conocer el euskera para trabajar en EiTB. Asimismo, un 67,9% de los ciudadanos cree que la defensa y promoción del euskera depende principalmente de la iniciativa ciudadana y de la sociedad civil, más que de las políticas y los recursos públicos.

(habrá ampliación)

Mostrar comentarios

Códigos Descuento