El conseller de Territorio de la Generalitat, Santi Vila ha avisado este viernes de la política de "decrecimimiento y desinversión" que plantea el Ayuntamiento de Barcelona gobernado por Ada Colau, y ha reclamado que los gobiernos sean previsibles y no den ni un milímetro a las ocurrencias.

"Hay que erradicar de los gobernantes las ocurrencias", ha afirmado en el discurso inaugural de la Trobada Empresarial al Pirineu de la Seu d'Urgell, en la que participan unos 600 empresarios.

En este sentido, ha remarcado que ser previsibles "quiere decir planificación, control y gestión, pública o no".

Vila ha considerado que el nuevo gobierno de Ada Colau —a la que no ha mencionado— plantea austeridad e "invita a decrecer, a la desinversión".

"Las políticas de decrecimiento son un error en general, pero lo son especialmente si tenemos en cuenta que tenemos un 20% de la población parada, y, por tanto, es inmoral decirnos que decreceremos y además somos una sociedad con elevada deuda", ha declarado a los medios.

"mirar a venezuela o dinamarca"

Ha defendido un crecimiento sostenible para salir del pozo y afianzar la recuperación, con un crecimiento de la productividad, que significa formación y reforma de la administración, porque está en juego "mirar a Venezuela o a Dinamarca".

"Para decidir sobre el modelo de progreso no podemos olvidar que en diez años seremos sociedad envejecida, estancada", ha dicho el conseller en un discurso, en el que ha recomendado a los asistentes la encíclica sobre la protección del medio ambiente.

"Les recomiendo encarecidamente la encíclica del Papa sobre medio ambiente, sobre cambio climático, realmente a la izquierda de la izquierda", ha aseverado.

"Este sí que es un Papa fronterizo desde el punto de vista de perfil que remueve las conciencias de quienes tenemos responsabilidades políticas", según él.

Consulta aquí más noticias de Lleida.