Josep Rull, coordinador general de Convergència Democràtica de Catalunya (CDC),  ha confirmado este jueves en una rueda de prensa la ruptura entre su formación y Unió Democràtica de Catalunya (UDC). "Somos el primer caso de una federación de dos partidos (CIU) que se separa", ha dicho, después de afirmar que "nos presentaremos por separado a las próximas elecciones del 27-S". Rull ha recordado que "el grupo parlamentario de Madrid tampoco será como hasta ahora"

Rull pide "una separación amistosa, sin dramatismo" aún dejando claro que el "proyecto de CiU ha acabado" y que ahora son "proyectos políticos diferentes".

El presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha anunciado este jueves durante la sesión de control del Parlamento catalán que se esperará a lunes para hacer públicos los cambios en el Gobierno después de que UDC haya decidido salir.

Después de agradecer el trabajo que han hecho los consejeros de UDC y de valorarlo positivamente, Mas ha querido remarcar que la "separación" con UDC "no es por un rifirrafe absurdo, por ningún menosprecio", sino por un tema de fondo, por una "discrepancia legítima" sobre el proyecto. En todo caso, ha deseado que el proceso sea "amistoso".

También ha querido recordar a los que ponen en cuestión la estabilidad parlamentaria que UDC la ha garantizado hasta final de legislatura. Asimismo, ha negado que esta crisis de gobierno afecte el proceso, porque la remodelación se hará en muy pocos días. Y a partir de entonces, ha dicho, "se seguirá exactamente el calendario previsto y la hoja de ruta marcada".

Convergència da por rota la federación con Unió

Convergència Democràtica de Catalunya da por rota la federación CiU tras la salida de UDC del gobierno catalán por su oposición a la hoja de ruta independentista de CDC, que reunió anoche a la ejecutiva del partido para analizar la situación, y solo piensa en pactar las condiciones de la ruptura.

Fuentes de la dirección de CDC han explicado a la Agencia Efe que en el partido ha causado "sorpresa" la acusación de Unió de que se les había lanzado un "ultimátum" para dar apoyo a la hoja de ruta soberanista que apoya Convergència, cuando "hace 18 meses que saben" su apuesta independentista mientras en Unió "han ido aplazando su decisión". "Lo hemos respetado y hemos mantenido un silencio exquisito".

Este jueves, el Govern y Mas han tenido que responder sobre este asunto en la sesión de control del Parlamento catalán  donde los grupos parlamentarios han preguntado al presidente sobre la situación en que se queda su Ejecutivo y sobre los cambios que pueda acometer, y lo han hecho en un pleno en el que han seguido estando como consellers los tres democristianos del Govern: la vicepresidenta, Joana Ortega; Ramon Espadaler (Interior) y Josep Maria Pelegrí (Agricultura), aunque éste no asistió el miércoles al Comité de Gobierno de UDC por estar enfermo.

Los tres consellers de Unió abandonarán el Govern que preside el convergente Artur Mas tras rechazar el "ultimátum" de CDC para que se adhiera a una lista independentista de cara a las elecciones catalanas del 27-S, aunque UDC ha evitado dar el paso de romper la federación y ha asegurado que garantiza la estabilidad parlamentaria del ejecutivo catalán.

Espadaler: "Puede acabar poniendo fin a la federación"

Este jueves mismo,  el secretario general de UDC, Ramon Espadaler, ha remarcado que la federación está "tocada" pero ha advertido de que si "es de muerte o es recuperable" depende de los dos socios, pero en todo caso no ha descartado la ruptura ni tampoco que UDC concurra en solitario a las elecciones catalanas.

En una entrevista en Catalunya Ràdio, el número dos de UDC ha pedido administrar con "sensatez" un momento "delicado", pero ha señalado que desde UDC no han "apostado por la ruptura de la federación", al tiempo que ha subrayado que no ha hablado con nadie de CDC en las últimas horas para conocer el contenido de la reunión de la ejecutiva convergente de anoche.

Si CiU sale tocada de muerte o es recuperable, depende de las dos partesEspadaler ha admitido que esta situación "puede acabar poniendo fin a la federación, no lo niego", porque CiU "sale tocada", aunque si es "de muerte o recuperable depende de las dos partes". El dirigente de Unió ha aseverado que no se han "parado a pensar" cómo se debería romper la federación porque "no es nuestra voluntad".

Preguntado por si descarta que UDC concurra en solitario a las próximas elecciones catalanas del 27 de septiembre, Espadaler ha dicho que no puede descartar "ningún escenario", aunque ha aseverado que esta es una reflexión que aún no se ha hecho.

La dirección de Unió celebró este miércoles una reunión de tres horas para abordar la respuesta al ultimátum de CDC para decidirse sobre si se suma a la hoja de ruta a favor de la independencia, que Convergència acordó con ERC y las entidades soberanistas para un adelanto electoral el 27 de septiembre.

A la espera de la respuesta oficial de CDC

Con posterioridad, y ya de noche, CDC celebró también este jueves una ejecutiva de urgencia con sus máximos dirigentes, pero no ofrecerá su posición oficial hasta las 13.30 horas de este jueves, en una rueda de prensa en la sede central del partido.

Lo que les hemos pedido es si quieren venir con nosotrosFuentes convergentes han admitido "sorpresa por la acusación de falta de formas" que hizo Unió porque entienden que hace ya 18 meses que los democristianos saben que CDC apuesta por la secesión. "Y lo que les hemos pedido es si quieren venir con nosotros", ha apuntado un alto dirigente convergente consultado por Efe.

Desde CDC se ha recordado a UDC que les han respetado que hubiesen aplazado su decisión hasta la consulta interna del 14-J, un debate interno de los democristianos en el que no han entrado y ante el que han mantenido "un silencio exquisito".

Pero una vez conocido el resultado de la consulta interna de Unió, y la apuesta de su dirección de salir del Govern para no sumarse a una hoja de ruta independentista, "ya sólo queda saber los términos de la ruptura" de CiU, han subrayado.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.