Disturbios en Barcelona
Manifestantes atacan a los mossos en Barcelona durante los disturbios ocurridos en la jornada de huelga general convocada por los sindicatos. EFE

La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha dado instrucciones a los servicios jurídicos municipales para retirar los cargos contra dos estudiantes universitarios detenidos durante la huelga general del 29 de marzo de 2012.

"El Ayuntamiento escucha las muestras de apoyo a los dos estudiantes de ciencias manifestadas tanto por las administraciones públicas como por las entidades sociales", ha resaltado Colau en un comunicado.

La privación de libertad tiene una finalidad que se entiende que no es proporcional en esta causaLa Generalitat y la Fiscalía piden para los dos estudiantes —alumnos de la Facultad de Física de la Universitat de Barcelona (UB) Dani Ayyash e Ismael Benito— nueve años de prisión por su presunta implicación en los altercados que se produjeron en plaza Catalunya durante la huelga.

El Gobierno municipal argumenta su retirada de la acusación particular defendiendo que "de los hechos no se desprende una autoría clara y los estudiantes no han aceptado en ningún momento negociar la conformidad, porque se declaran rotundamente inocentes".

Sostiene que el papel del Ayuntamiento es velar por la cohesión social y que la pena de prisión no tiene en este caso una función resocializadora y, además, considera que "la privación de libertad tiene una finalidad que se entiende que no es proporcional en esta causa".

Lamenta que el proceso judicial dure desde marzo de 2012, algo que "ha sido una carga que ha impedido el libre desarrollo de la personalidad y vida de los dos estudiantes universitarios, plenamente integrados en la sociedad".

El Ayuntamiento se reserva la acción en relación a la responsabilidad civil de los hechos, que siempre podrá ejercer con posterioridad en el caso de que prosperen las tesis de la Fiscalía, ha resaltado.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.