Marineros gallegos presentarán una demanda colectiva por su cuenta contra Noruega ante la inacción del Gobierno

Protestan de nuevo ante el Parlamento, y pagan de su bolsillo a abogados para acudir a la Justicia noruega tras lo que irán a Estrasburgo
Marineros gallegos reclaman a Noruega sus pensiones
Marineros gallegos reclaman a Noruega sus pensiones
EUROPA PRESS

Marineros gallegos que trabajaron durante años en buques de bandera noruega han decidido demandar por su cuenta de forma colectiva al país escandinavo en los tribunales del Estado nórdico, debido a la inacción del Gobierno español, y una vez agotada esa vía se llevará el caso ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos de Estrasburgo.

Este martes unos 200 marineros han vuelto a recorrer las calles de Santiago para reclamar a Noruega que les pague las pensiones que les adeuda o les devuelvan los impuestos cobrados indebidamente durante años, que estiman actualizados en unos 520 millones de euros. Una protesta que han llevado hasta las puertas del Parlamento, en donde han exigido que la Xunta presione al Gobierno para que presente demanda "ya".

En declaraciones este martes, el portavoz de la plataforma Long Hope, que agrupa a estos marineros, Alberto Paz, ha informado de que los marineros han decidido "demandar a Noruega" porque "es una grave injusticia social", para lo cual han contratado a abogado noruegos que "se encuentran estudiando" la demanda. Todo ello con un coste "subvencionado entre todos" los afectados de su propio bolsillo.

En este sentido, Paz se ha referido a la reunión mantenida el pasado 26 de mayo en Madrid entre miembros de la asociación de afectados con la Secretaría de Estado para la Unión Europea del Ministerio de Asuntos Exteriores, tras las que hubo "avances", pero que "no son la panacea".

Allí se les trasladó que España "no va a demandar a Noruega ante el Tribunal Europeo de Derechos Humanos por razones políticas", si bien el Ejecutivo se personará en una causa similar de marineros austriacos contra Holanda en el Tribunal de Justicia de la Unión Europea, con sede en Luxemburgo, que puede sentar precedente para el caso de los marineros gallegos.

"Para nosotros eso no es suficiente, porque la vista oral de ese proceso (la demanda de Holanda en Luxemburgo) va a ser en octubre y el fallo tal vez en enero, y no podemos esperar un 'impasse' de seis o siete meses", ha señalado Paz sobre una problemática que afecta a unos 12.000 marinos españoles, de los que 8.000 son gallegos —hay registros documentales de presencia de trabajadores provenientes de Galicia en barcos desde 1948—.

España se compromete a apoyar si llegan a estrasburgo

Por ello, los marineros gallego han decidido tomar cartas en el asunto ya a través de la Justicia noruega, pero consideran que "España debería hacer un poco más de fuerza".

Con todo, ha remarcado que si "una vez agotada la vía noruega", los marineros llegan a Estrasburgo, el Gobierno se ha comprometido a que: "España se personará como Estado para defendernos". "Pero nosotros queremos hechos contundentes", ha remarcado Paz, que muestra su desconfianza a que ese apoyo llegue.

De hecho, Alberto Paz ha comparado lo ocurrido con que si los afectados fuesen "dos o tres ciudadanos" de Noruega, al país escandinavo "no le temblaría el pulso de demandar a España" ante el Tribunal de Derechos Humanos.

"La más indecente es Noruega", ha clamado este portavoz de los afectados, pero "España también tiene parte de culpa, así que no sigan dando largas".

Manifestación y protesta ante el parlamento

Así las cosas, estos afectados, en su mayoría de edad avanzada y en muchos casos portando bastón, han realizado una nueva protesta por las calles de Santiago con carteles —escritos en castellano, gallego, noruego e inglés— en los que se reclamaba a Noruega que devuelva el IRPF cobrado "indebidamente" durante 40 años y se podía leer: '¡Es una vergüenza para España y para Noruega!'.

Durante la marcha, que ha partido de Porta Faxeira hasta llegar a la Praza do Obradoiro para después ir al Parlamento gallego, los participantes han empleados silbatos y bocinas mientras gritaban consignas como: 'España cala e Noruega encantada', 'Feijóo escoita os mariñeiros están en loita'.

La protesta ha tenido su punto final en el Parlamento gallego, en donde se han aprobado diversas iniciativas por unanimidad de los grupos en los últimos meses para pedir a la Xunta que exija al Gobierno que demande a Noruega ante el Tribunal de Derechos Humanos de la UE sin que todavía haya surgido efecto.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento