Aguirre pide un congreso a Rajoy para dejar el liderazgo del PP madrileño y refundarlo

  • El PP madrileño celebrará un congreso extraordinario "lo más pronto posible".
  • Aguirre ha hecho autocrítica de su campaña electoral: "No acerté en el tono".
  • "No fuimos capaces de identificar a los componentes de la candidatura de Podemos. Los madrileños debían saber a quién votaban", asegura.
La presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre (izq), y la candidata a la Comunidad de Madrid por el Partido Popular, Cristina Cifuentes, durante la reunión del Comité Ejecutivo Regional.
La presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre (izq), y la candidata a la Comunidad de Madrid por el Partido Popular, Cristina Cifuentes, durante la reunión del Comité Ejecutivo Regional.
EFE/Sergio Barrenechea

La presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre, ha anunciado este martes que no será candidata al liderazgo de los populares madrileños, en una elección que se producirá en un Congreso Extraordinario que se "celebrará lo más pronto posible".

Así lo ha anunciado durante su intervención en el Comité Ejecutivo Regional, el primero tras las elecciones municipales y autonómicas del 24 de mayo, donde ha anunciado también que va a pedir a la Presidencia Nacional la convocatoria de un "congreso extraordinario y de refundación".

Aguirre aseguró en el pasado que esta decisión iba a depender de los resultados en las elecciones municipales y de si conseguía hacerse con la alcaldía, algo consumado después de la investidura de Manuela Carmena el pasado sábado.

La concejal del PP ha reconocido que fue un "error" haber polarizado las críticas en Ahora Madrid, lo que "provocó algún rechazo" hacia la candidatura que encabezaba, ha añadido ante el Comité, con la candidata a la Presidencia regional, Cristina Cifuentes, en primera fila.  La "corrupción" es otra de las razones que explicaría para Aguirre la caída de votos pero también la posibilidad de que ella "no acertara el tono" de la campaña.

También, y en referencia al escándalo de los tuits de Guillermo Zapata, lamenta la líder de los populares madrileños que no fueron "capaces de identificar a los componentes de la candidatura de Podemos, su historia y sus actividades anteriores. Los madrileños debían saber a quién votaban". Un partido, por cierto, al que Aguirre ha calificado de "neocoms, neocomunistas".

"Tampoco ayudó la filtración de mi declaración de la renta de 2013 el jueves anterior a las elecciones", ha añadido. Aguirre ha defendido que ella cumplió "fielmente" con Hacienda y con la filtración se demostró que volver a la política disminuye sus ingresos. Sin embargo, esa información supuso una caída de doce puntos entre los pensionistas consultados ese jueves en el 'tracking' realizado por el PP.

Descontento con su gestión

La propuesta provocó un ligero desconcierto en la ejecutiva autonómica, dado que  la mayoría de los componentes no esperaba el anuncio. A pesar de ello, este fue bien acogido por los cuadros medios, convencidos de que el PP de Madrid se ha anquilosado tras diez años de ‘aguirrismo’.

"Estamos quemados y hemos perdido frescura. El tirón de la presidenta ya no es el mismo. Los votantes piden otra cosa. El problema no es Ciudadanos o Podemos. El problema lo tenemos dentro", valoraba al acabar un miembro de la ejecutiva. Otros no lo tenían tan claro. "Es la segunda vez que dice que da un paso atrás. Hace tres años [septiembre de 2012] se iba de la política, pero siguió dirigiendo del partido", señaló a 20minutos un miembro de su lista.

Aguirre había sembrado el descontento entre sus propios militantes en los últimos dos años, según fuentes del partido. Las pesquisas policiales por las tramas ‘Gürtel’ o ‘Púnica’, el olvido al que según denuncia, tenía sometidos a los municipios medianos y pequeños y su "intervencionismo" a la hora de colocar a los candidatos electorales en los pueblos habían despertado críticas a su gestión y protestas por sus modos "autoritarios".

Las alternativas

La dirección del PP respondió a las prisas de  Aguirre recordándole que, según los estatutos, necesita la autorización de la comisión ejecutiva que encabeza Mariano Rajoy para convocar un congreso. Los cónclaves regionales no están previstos hasta 2016, después de las elecciones generales del próximo mes de noviembre y  tras la convención nacional.

La candidata con más posibilidades para hacerse con el liderazgo del PP de Madrid es Cristina Cifuentes, aunque la exdelegada del Gobierno ya ha asegurado que esta no es su prioridad. Rajoy podría optar por el actual presidente del Senado, Pío García-Escudero, que ya ocupó el cargo y que se ha mantenido fiel al político gallego. Génova da por seguro que Aguirre impulsará a su propio candidato. Cayetana Álvarez de Toledo sería una de ellos.

Retó a Rajoy

Esperanza Aguirre (Madrid, 1952) dirige el PP de Madrid desde 2004, tras un congreso en el que barrió a Manuel Cobo, mano derecha de Alberto Ruiz-Gallardón. La ‘lideresa’ tomó el relevo de Pío García-Escudero, hacia quien derivó las responsabilidades del caso de financiación ilegal conocido como ‘Fundescam’, archivado tras haber prescrito. En 2008 trató de impulsar una candidatura para competir con Mariano Rajoy por la presidencia  del PP nacional en el congreso de Valencia, pero su maniobra no tuvo éxito.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento