Un vehículo fúnebre con los restos mortales de una de las víctimas del accidente aéreo de los Alpes abandona El Prat.
Un vehículo fúnebre con los restos mortales de una de las víctimas del accidente aéreo de Germanwings en los Alpes franceses abandona el aeropuerto barcelonés del Prat. EFE

El avión con los restos de una treintena de víctimas residentes en España del accidente aéreo en los Alpes franceses ha aterrizado este lunes por la tarde en el Aeropuerto de Barcelona, han informado fuentes conocedoras.

En el accidente murieron 150 personas, medio centenar de las cuales eran españolas, aunque algunos cuerpos no se han trasladado en este avión vía Barcelona, sino que han ido directamente a sus lugares de origen.

En un lugar estrictamente privado en todo momento, los familiares de la treintenta de muertos trasladados en este vuelo del lunes han ido llegando por la tarde al aeropuerto, donde les acompañan representantes del Gobierno y de la Generalitat.

La vicepresidenta, Soraya Sáenz de Santamaría, y la delegada del Gobierno en Catalunya, Llanos de Luna, han llegado por la tarde; después acudirá la vicepresidenta del Govern, Joana Ortega; y también acude el subsecretario de Fomento, Mario Garcés, que, tras el accidente, acompañó durante días a familiares concentrados en un hotel de Castelldefels (Barcelona).

Sobre todo alemanes y españoles

Los pasajeros del vuelo de la aerolínea Germanwings siniestrado en Francia eran de 18 países, pero la mayoría procedían de Alemania y de España.

Algunos cuerpos no se han trasladado en este avión vía Barcelona, sino que han ido directamente a sus lugares de origen

Entre los ya repatriados la semana pasada estaban los 16 escolares y dos profesores de la escuela Joseph-Koenig, situada en la localidad alemana de Haltern. Todos ellos regresaban a su país tras un viaje de intercambio en Barcelona.

Lufthansa (a la que pertenece Germanwings) aseguró la semana pasada en un comunicado que el grupo aéreo alemán sigue "trabajando en la mejora la seguridad" de la compañía, y que ésta es su "prioridad número uno, dos y tres". El fiscal de Marsella, Brice Robin, informó la semana pasada de que este lunes se se iban a repatriar a España los restos mortales de esta treintena de pasajeros a Barcelona.

Sobre los restos humanos que no sean identificables, dijo que serán enterrados en una "sepultura colectiva" en la localidad de Vernet, en la región de Los Alpes-Alta Provenza, próxima al lugar del impacto del avión.

El encargado de la investigación desveló también, tras reunirse con familiares, que Andreas Lubitz, el copiloto que estrelló el avión de Germanwings con 150 personas a bordo el 24 de marzo, fue atendido por 41 médicos en los últimos cinco años, incluidos siete facultativos que le vieron el mes antes de que lanzara la aeronave contra los Alpes franceses.

Con silencio y dolor

Autoridades y familiares de las víctimas de la tragedia aérea de Germanwings han asistido este lunes a la llegada de los restos mortales de 32 de las víctimas españolas que viajaban el pasado 24 de marzo en el vuelo que cubría la ruta Barcelona-Düsseldorf.

Un avión de carga de la compañía Lufthansa ha aterrizado poco antes de las 17 horas en la zona del hangar de Iberia transportando a bordo los restos mortales de 32 de las víctimas españolas de la catástrofe aérea.

La vicepresidenta del Gobierno, Soraya Sáenz de Santamaría, y la delegada del Gobierno en Cataluña, Llanos de Luna, así como representantes de la compañía Lufthansa han estado presentes en la llegada de las víctimas al aeropuerto barcelonés, un acto que se ha desarrollado sin declaraciones públicas. Personal de la compañía aérea han desembarcado discretamente los féretros por la parte trasera para evitar de este modo que la maniobra se pudiera ver desde fuera de las instalaciones.

De las 32 víctimas un total de trece han sido trasladadas en coches fúnebres para desplazarse hasta los puntos que sus familias hayan elegido para velarlos y enterrarlos, mientras que el resto de féretros han sido trasladados hasta las dependencias del centro cultural aeronáutico de El Prat, donde se ha habilitado un tanatorio para que los familiares puedan velar a las víctimas.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.