Primer día municipal: un desahucio, una dimisión y un paso por comisaría

Joan Ribó, alcalde de Valencia, acudiendo al Consistorio en bicicleta.
Joan Ribó, alcalde de Valencia, acudiendo al Consistorio en bicicleta.
EFE

El primer día laborable de los nuevos alcaldes ha sido de lo más variado: desde acudir a impedir uno de los desahucios previstos en Barcelona a declarar ante la Policía o aceptar la dimisión de un concejal designado hace 48 horas han sido algunas de las tareas de los recién elegidos.

Otras actividades más "normales" han sido los madrugones, las mudanzas y los cambios de despacho que conllevan unas elecciones o cambiar el coche oficial por la bici y los transportes públicos, así como la comunicación con los medios informativos y los vecinos, que también han centrado la jornada.

Así, la alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha empezado el día en una concentración paraevitar uno de los nueve desahucios del distrito barcelonés de Nou Barris, que finalmente, al igual que el resto, ha sido suspendido tal y como habían solicitado el distrito y los servicios sociales.

El alcalde de Punta Umbría (Huelva), Gonzalo Rodríguez Nevado, ha tenido que comparecer ante la Policía tras ser detenido en el marco de la tercera fase de la 'operación Edu', que investiga irregularidades en los cursos de formación de la Junta y después fue puesto en libertad.

La de Madrid, Manuela Carmena, que llegó a la sede de la corporación caminando y sin escolta después de bajarse del metro, ha aceptado la dimisión del concejal del Área de Cultura y Deportes, Guillermo Zapata, tras la polémica generada por sus tuits ofensivos.

Mientras, el de Valencia, Joan Ribó, se ha mostrado fiel a su filosofía de vida y ha llegado al Consistorio como suele ser habitual, en su bicicleta, con la que ha entrado a la cochera municipal, a cuyas puertas ha recibido un saludo oficial por los dos policías locales apostados allí, y el de Murcia, José Ballesta, conversó en Twitter con sus vecinos para conocer sus inquietudes.

El nuevo alcalde de Cádiz, José María González Santos, "Kichi", se ha sentido "extraño" en su primer día de trabajo, en un despacho "más grande" que su casa y desde el que ya ha preparado "al andamiaje" de lo que serán algunas de sus primeras medidas sociales.

Mucho movimiento en el País Vasco

En el Ayuntamiento de Vitoria ha habido durante la mañana trasiego de cajas para vaciar los despachos ocupados hasta ahora por los populares y sus cargos de confianza, que han afrontado con caras largas la tarea de hacer hueco al nuevo Gobierno municipal.

El nuevo alcalde, Gorka Urtaran, además de atender a los periodistas, ha presidido la constitución de la Junta de Gobierno, que ya ha aprobado los primeros ceses.

Su primera decisión del sábado, una vez nombrado alcalde, fue anular el aperitivo que había encargado ese día el excalcalde, Javier Maroto (PP), que costaba 2.000 euros, y tras devolver a la empresa de 'catering' las bebidas, envió a la residencia de Las Hermanitas de los Pobres todos los alimentos.

El de Bilbao, Juan María Aburto, tras conceder dos entrevistas radiofónicas, se ha reunido con su equipo para organizar la dinámica de funcionamiento y ha trabajado en su despacho.

El nuevo alcalde donostiarra, Eneko Goia, ha afrontado su primer día con "tranquilidad", una vez superado el trajín del cambio al nuevo despacho, con una agenda centrada en responder a los medios de comunicación, atender la burocracia municipal y una reunión con gestores de Turismo.

El de Pamplona, Joseba Asiron, de EH Bildu, que ha elegido el área de Bienestar Social e Igualdad para tomar contacto con el trabajo municipal, ha dicho a los periodistas que, entre los cambios que va a hacer, el lugar de la bandera española ocupa un lugar "muy atrás" de "entre las cosas que preocupan a la ciudadanía".

La alcaldesa del municipio guipuzcoano de Andoain, Ane Carrere, de EH Bildu, ha conocido que el fiscal superior del País Vasco, Juan Calparsoro, ha incoado de oficio diligencias de investigación penal para esclarecer lo sucedido en la constitución del Ayuntamiento el pasado sábado, donde la ruptura del pacto PNV-PSE/EE, permitió su elección, al encabezar la lista más votada.

Sin traje ni corbata para oficiar una boda

Más festiva ha sido la entrada de Francisco Guarido, el único alcalde de IU en una capital, Zamora, que, sin traje ni corbata, ha oficiado una boda; se ha reunido con  funcionarios de más alto rango y ha atendido a los medios de comunicación. También ha aprovechado la primera jornada laboral para cumplir con diversos trámites y leer una carpeta de tareas pendientes que le ha dejado la anterior alcaldesa, Rosa Valdeón (PP) que, además, le ha enviado un mensaje en el que se pone a su disposición para aclarar cualquier cuestión o colaborar en lo que necesite.

Más tranquila ha tenido la mañana el alcalde de Santander, Íñigo de la Serna, que ha inaugurado un curso sobre discapacidad en la Universidad Internacional Menéndez Pelayo, en tanto que el de Cádiz, José María González, Kichi, que ocupará un despacho más grande que su casa, la ha iniciado llevando a sus hijos al colegio.

Por su parte, la de Jerez de la Frontera (Cádiz), Mamen Sánchez, se ha tomado con humor y ha respondido a los periodistas sobre los meñiques de sus pies, que se convirtieron en una de las anécdotas más extendidas en las redes sociales tras la jornada de investiduras de los ayuntamientos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento