El ganador del Premio Nobel de Química en 1987, el francés Jean-Marie Lehn, ha visitado las instalaciones del Centro Andaluz de Nanomedicina y Biotecnología (Bionand), en el Parque Tecnológico de Andalucía (PTA) de Málaga.

El profesor Lehn se ha reunido con profesionales de Bionand y del Laboratorio Andaluz de Reprogramación Celular (Larcel), ubicado desde hace un año en estas instalaciones, y ha conocido de primera mano las líneas de investigación desarrolladas en la actualidad, según han informado en un comunicado desde la Junta de Andalucía.

En su visita le ha acompañado el profesor Ezequiel Pérez-Inestrosa, investigador principal del centro en el área de Nanodiagnóstico, con quien colabora activamente desde 2005 y con quien ha publicado conjuntamente trabajos de investigación.

Jean-Marie Lehn recibió el prestigioso galardón en 1987, siendo uno de los Nobeles más jóvenes al contar con sólo 48 años, por sus estudios sobre los principios químicos del reconocimiento molecular, convirtiéndose en referente mundial.

En 2000 introdujo el concepto de 'auto-organización', lo que llevó a la definición de un nuevo campo denominado 'química supramolecular', que se ocupa de entidades complejas formadas por la asociación de dos o más especies que se mantienen unidas por fuerzas intermoleculares no covalentes.

Debido a su trayectoria científica y su trascendencia profesional, el trabajo del profesor Lehn se ha convertido en obra de referencia en ámbitos que no sólo se reducen a la Química, sino también a la Biología, la Medicina y la Nanomedicina.

Recientemente, el profesor Lehn fue investido como Doctor Honoris Causa por la Universidad de Málaga (UMA), en un acto en el que el profesor Pérez-Inestrosa ejerció como padrino.

BIONAND

Bionand representa una de las apuestas de la Junta de Andalucía por la investigación de vanguardia y la innovación y es el centro referente del Programa Andaluz de Investigación en Nanomedicina.

Se trata de uno de los tres programas de investigación en Terapias Avanzadas de la Comunidad andaluza, junto con el de Investigación en Terapia Celular y Medicina Regenerativa y el de Genética Clínica y Medicina Genómica.

El centro, referente para el estudio de la nanomedicina y la nanotecnología, nació en 2011, fruto de la alianza entre la Consejería de Igualdad, Salud y Políticas Sociales; la de Economía, Innovación, Ciencia y Empleo, y la Universidad de Málaga, con la finalidad de avanzar en la prevención, diagnóstico, pronóstico y tratamiento de enfermedades a través de la investigación en este ámbito.

La actividad científica de Bionand, donde confluyen múltiples disciplinas, comprende tres áreas principales con distintas líneas de investigación estratégicas: Nanodiagnóstico, que se centra en desarrollar dispositivos de diagnóstico y pronóstico más eficaces —tanto in vivo como in vitro— con el fin de optimizar la identificación de enfermedades o la predisposición a las mismas.

También Nanosistemas Terapéuticos, que estudia e investiga el desarrollo de nanosistemas que puedan proteger, transportar y liberar fármacos o agentes terapéuticos de manera controlada, haciendo que sean más fáciles de administrar, más selectivos y eficaces y, por tanto, menos tóxicos, lo cual favorece e incide en la medicina personalizada, y Nanobiotecnología, que se orienta tanto a la investigación sobre las bases del conocimiento en esta disciplina como en la investigación aplicada.

Por su parte, el Larcel, dedicado en exclusiva al estudio de las técnicas de reprogramación celular con el fin de desarrollar nuevas terapias, se ubica desde julio de 2014 en Bionand para optimizar los recursos e infraestructuras científico-técnicas existentes y promover la consolidación y crecimiento del laboratorio.

Consulta aquí más noticias de Málaga.