La localidad vizcaína de Zalla homenajeará el próximo domingo, día 21, a las víctimas del bombardeo de 1937, con una ofrenda floral y una sesión de 'bertsos' a cargo de la Bertso Eskola del municipio. Este 78º aniversario del bombardeo también se conmemorará con una exposición y un documental sobre la Legión Condor.

El Ayuntamiento de Zalla acordó en 2013 declarar el día 21 como Día de la Memoria por los Derechos Humanos y de los Pueblos ya que, según ha explicado, "en esa fecha, en plena Guerra Civil, las tropas fascistas de Franco enviaron nueve aviones bombarderos, probablemente Junker B52, de la Legión Cóndor, de Gasteiz a Zalla".

En el 78º aniversario de estos hechos, la localidad acoge una exposición sobre la Legión Cóndor en el Zalla Zine-Antzokia hasta el domingo 21.

La muestra estará abierta al público de lunes a viernes, de 10.00 a 14.00 horas, y los fines de semana durante el horario habitual de cine. En ese mismo espacio, se podrá visualizar además un documental sobre la Legión Cóndor, que se proyectará el viernes 19 en castellano.

Como colofón a los actos en recuerdo de este acontecimiento, el 21 de junio está prevista una ofrenda floral, a la una de la tarde, junto a la placa conmemorativa de la Plaza Euskadi. Durante el acto, se contará con la presencia de la Bertso Eskola de Zalla, que homenajeará con sus 'bertsos' a las víctimas del bombardeo.

Esperar hasta el 75º ANIVERSARIO

Según ha recordado el Ayuntamiento, la mañana del 21 de junio de 1937 "se tiñó de fuego y sangre" y se saldó con una veintena de víctimas mortales, aunque "podrían haber sido muchas más de no haber estado la localidad vigilada desde lo alto del pico Eguen por un puesto de observación compuesto de cuatro personas". Al recibirse la noticia de la llegada de los bombarderos, los obreros hicieron sonar la sirena de la Fábrica de la Papelera de Aranguren a modo de alarma.

Las características del Zalla de la época también "dificultaron el objetivo de la Legión Cóndor", ya que los caseríos diseminados por todo el valle impidieron que "la población del municipio fuese un blanco fácil".

Aun así, los daños causados fueron "cuantiosos" ya que se destruyeron los colegios de Lusa y El Corrillo, las plazas Euskadi y Plaza del Fuero, y la avenida Lanzagorta, además de los "rebaños masacrados y muchas vidas segadas".

"Este horroroso pasaje de nuestra historia, que ha permanecido en el olvido durante décadas, tuvo que esperar a su 75º aniversario para ser recuperado para la memoria colectiva de nuestro municipio, recordar a quienes nos dejaron antes de tiempo víctimas de la barbarie de la guerra y poner nuestro granito de arena para evitar que nada parecido pueda volver a suceder", ha indicado.

Consulta aquí más noticias de Vizcaya.