Por primera vez, Pamplona acoge una prueba de la Farinato Race, una carrera de obstáculos extrema, que se disputará el domingo 21 de junio en el entorno del río Arga y de las murallas de la ciudad. El circuito preparado recorre el perímetro exterior del parque de Aranzadi y los fosos de la muralla en las inmediaciones del Camino de Santiago.

La Farinato Race llega a Pamplona como un evento deportivo en el que ya han participado más de 10.000 personas en toda España. Esta carrera de obstáculos está incluida en el campeonato mundial Obstacle Course Racing (OCR).

La prueba comenzará a las 9.50 horas y se dividirá en diferentes tandas, que irán saliendo con unos 20 minutos de diferencia. En torno a las 9.30 horas, unos veinte minutos antes de que dé comienzo la prueba para adultos, tendrá lugar la llamada Farinatitos Race, dirigida a menores de 16 años. Con esta prueba se trata de ayudar a los menores a conocer la importancia de superar los obstáculos a base de diversión y compañerismo.

Las inscripciones tanto para corredores como para voluntarios están abiertas en la página web, www.farinatorace.org. El precio es de 40 euros para inscripciones individuales y de 190 euros en el caso de que se apunten equipos compuestos por cinco corredores. El precio de la carrera para menores es de 6 euros, que se donarán a la asociación Pyfano, que lleva luchando una década por la calidad de vida los niños y niñas con cáncer. Los dorsales se podrán recoger el día 20 de junio en la planta de deportes de El Corte Inglés de Pamplona.

Circuito de obstáculos

La salida tendrá lugar en el propio parque de Aranzadi, en una explanada pasada la residencia de El Vergel. Desde allí los participantes recorrerán el perímetro exterior del parque superando las pruebas y obstáculos y también tendrán que superar diferentes elementos en los bajos de los fosos de la muralla en la zona del Redín y portal de Francia, en el entorno del Camino de Santiago. El recorrido, como en todas las pruebas de Farinato Race, tendrá entre 5 y 7 kilómetros.

En cuanto a los obstáculos, la previsión es que haya alrededor de una veintena de elementos que aporten la dureza en el recorrido a los participantes. Habrá alambradas, pirámides de 5 metros, muros verticales, agujas de 2 metros, carga de troncos y de otros pesos, pirámide de redes, subida de cuerdas...

La principal característica de la prueba es que se desarrolla en un entorno natural, con obstáculos tanto naturales como artificiales (vallas, bidones, pacas, neumáticos, escaleras...). Elementos habituales en pruebas de este tipo que la convierten en uno de los referentes para aquellos deportistas apasionados de las emociones fuertes y de la superación de retos, ha informado el Ayuntamiento.

Consulta aquí más noticias de Navarra.