Los Mossos d'Esquadra han detenido a un hombre de 57 años de nacionalidad española y vecino de Lleida por cultivar más de 1.300 plantas de marihuana, ha informado la policía catalana en un comunicado.

Los hechos ocurrieron cuando una patrulla preventiva detectó un fuerte olor a marihuana mientras vigilaba la partida Peixa Sommes, y observaron que el olor provenía de una parcela rodeada de una valla textil de color verde que escondía una plantación de marihuana con 1.042 plantas.

Durante la inspección de la zona localizaron a un hombre que reconoció ser el propietario de la plantación de la propiedad, tras lo que los agentes registraron la casa, donde encontraron otras 346 plantas en una explotación que disponía de lámparas, extractores, ventilación, humidificadores, sensores y bomba de riego.

Consulta aquí más noticias de Lleida.