Pedro Sánchez
Pedro Sánchez tras la reunión de la Comisión Ejecutiva de su partido. EFE

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, defiende la política de pactos aplicada por su partido en la composición de los gobiernos locales ante el "batacazo de enorme alcance" sufrido por el PP y argumenta: "lista más votada no es sinónimo de mayoría".

Sánchez, en un artículo en el diario El Mundo, muestra su extrañeza por que quienes hasta ahora han visto con buenos ojos la fragmentación del voto y la necesidad de pactos y de diálogo se hayan "echado las manos a la cabeza" cuando se han formado gobiernos obligados a negociar y a dialogar.

El líder del PSOE recuerda que, desde 1979, en 18 de los 36 años en España ha habido gobiernos minoritarios y muchos ayuntamientos han sido gobernados por los socialistas con el PCE o IU "y nadie tembló".

Sánchez afirma que los pactos "se deben producir" por "el batacazo" del PP, que además ha ejercido el poder "con tanta soberbia" que ha sido "incapaz" de tejer las relaciones que le permitan alcanzar acuerdos, y porque el PSOE "se ha consolidado como alternativa real".

Rechaza de nuevo Sánchez la petición del PP de que gobierne la lista más votada, pues en una democracia representativa ser el más votado no es sinónimo de tener mayoría. Y justifica la negativa de su partido a pactar con los populares, pues sostiene que pactar con el PP es "quitar a los ciudadanos el derecho a la alternancia".

La antesala de la victoria

Sánchez, se ha mostrado "convencido" de que los gobiernos locales y autonómicos que se han formado y se van a formar con el sello socialista serán "los gobiernos del cambio y antesala de la victoria socialista en las generales para poner fin a los gobiernos del PP y de Mariano Rajoy".

A su llegada al Parlamento andaluz para asistir a la toma de posesión de Susana Díaz como presidenta de la Junta, Sánchez ha mandado un mensaje de agradecimiento a los españoles que el pasado 24 de mayo, en los comicios municipales y autonómicos, dieron su "confianza" a la formación que lidera y que, según ha señalado, se ha traducido en la formación de gobiernos socialistas "progresistas" en muchos municipios.

Ante esto, ha asegurado que "van a cumplir hasta la última letra del contrato con el que el PSOE se presentó el pasado 24 de mayo, que es tener instituciones y gobiernos que trabajen para la recuperación económica justa, la creación de empleo digno, para el ejercicio de una política decente, honesta y ejemplar, y para reconstruir el estado del bienestar que con tanto empeño ha intentado destruir el PP".

Zapatero: "Más debate y menos propaganda"

El expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero ha replicado este domingo al Partido Popular que son los ciudadanos los que dicen quién es la alternativa y quién no es la alternativa en cada momento y ha demandado más "debate y menos propaganda" en el escenario de pluralidad política que han dibujado las pasadas elecciones municipales y autonómicas.

En declaraciones a los periodistas en Sevilla, donde ha asistido a la toma de posesión de Susana Díaz como presidenta de la Junta de Andalucía, Rodríguez Zapatero ha sido preguntado sobre el hecho de que el PP, a raíz de la constitución de los nuevos ayuntamientos,   haya acusado al PSOE de "renunciar a ser alternativa de Gobierno para ser un partido bisagra y entregar los gobiernos locales y el nacional a los radicales y los partidos de extrema izquierda".