Manuscrito de Newton
El apocalíptico manuscrito de Newton (Reuters) REUTERS

Aunque parece imposible que Ciencia y Futurología puedan ir de la mano, la Universidad Hebrea de Jerusalén ha sacado a la luz unos manuscritos de Isaac Newton que revelan una sorprendente faceta del científico.

El considerado padre de la Física predijo, en una carta de 1704, cuál sería la fecha del fin del mundo basándose en los textos del libro bíblico de Daniel. En el escrito explica que el mundo no se acabaría hasta 1.260 años después de la fundación del Sacro Imperio Romano, en el año 800 D.C.

El documento, adquirido por un investigador judío en una subasta en 1936, forma parte de los fondos de la biblioteca desde 1969 y había sido conservado hasta hoy en una caja fuerte.

Newton comenta en el manuscrito que realiza estos los cálculos no tanto por saber la fecha del fin del mundo, como por acallar a la ola de predicadores que, en su tiempo, vaticinaban un próximo Apocalipsis, "y que hacen que las sagradas escrituras caigan en el descrédito cuando sus profecías fallan".

La exposición "Los secretos de Newton", de la que forma parte esta carta, desvela que el científico no solo se preocupaba por las fórmulas matemáticas sino que dedicó parte de su tiempo a las supersticiones. De hecho, el 'alquimista' Newton pasó años tratando de descubrir la fórmula para convertir elementos como el plomo en oro.