El PI estará presente durante esta legislatura en la dirección de 17 de ayuntamientos, ya sea con mayoría absoluta, mediante un pacto de gobernabilidad o en alcaldías rotatorias.

En cuatro alcaldías ha obtenido mayoría absoluta, mientras que en cuatro gobernará gracias a un pacto y ocho las dirigirá de forma parcial.

"Somos un partido de proximidad, que está al lado de los ciudadanos, de sus problemas y su realidad y que nace en los pueblos y ciudades", ha asegurado el presidente del PI-Mallorca, Josep Melià.

Además, el PI formará parte del equipo de gobierno de Muro, Llubí e Inca en Mallorca; de Es Castell y San Luis en Menorca; y Sant Antoni en Ibiza, entre otros.

"Además trabajaremos para encontrar la estabilidad en los ayuntamientos donde se han podido hacer pactos y hay un gobierno con minoría como es el caso de Manacor, Selva o María de la Salud", añade el presidente del PI Mallorca, Josep Melià .

Los resultados de las elecciones del 24 de mayo otorgaron a la formación ocho alcaldías completas: cuatro con mayorías absolutas (Porreres, Banyalbufar, Costitx y Ariany) y otras cuatro gracias a acuerdos o pactos con otras formaciones (Alcudia, Sencelles, Sa Pobla y Lloseta).

A las ocho alcaldías se sumarán otras nueve alcaldías parciales en Andratx (últimos dos años de legislatura), Felanitx (último año de legislatura), Llucmajor (16 meses en el intermedio), Ses Salines (últimos 21 meses), Sant Joan (últimos 27 meses), Artà (primeros dos años de legislatura), Petra (primer año y medio de legislatura), Sineu (primer año de legislatura) y Santa Margarita (últimos 2 años y medio de legislatura).

"Queremos dar las gracias a la gente por su confianza, el PI se ha convertido en el partido central de la política municipal con 17 alcaldías y estaremos a la altura", ha añadido el presidente de la formación, Jaume Font.