La aplicación móvil Alpify, un servicio de localización a través de GPS que entró en servicio en Extremadura el pasado mes de diciembre, cuenta ya con 5.300 usuarios activos en esta comunidad, donde desde entonces ha intervenido en diez urgencias en las que ha facilitados una rápida intervención de los servicios de emergencias movilizados a través del 112.

La mayoría de estos usuarios responde al perfil para el que inicialmente está desarrollada esta aplicación, que es gratuita y que se puede descargar directamente desde las tiendas de app habituales en los teléfonos móviles y tabletas, y que no es otro que el de personas que practican actividades al aire libre, como el ciclismo, el senderismo, actividades de montaña, caza, entre otras.

Gracias a su capacidad para localizar a sus usuarios, ya que guarda los datos de los movimientos del usuario en las últimas 24 horas, esta herramienta resulta muy útil para localizar a personas desaparecidas, siempre que tengan móvil y la aplicación operativa.

Por este motivo, hay otro perfil habitual de usuario de la aplicación, que es el de personas con problemas de salud que pueden derivar en la desorientación del paciente, como puede ser enfermos de alzheimer y otras dolencias similares, según han informado a Europa Press fuentes del Centro 112 de Extremadura.

En concreto, las mismas fuentes indican que a través de la aplicación, si una persona se pierde con el móvil y la aplicación está instalada, su persona de contacto puede avisar al 112 y localizarla "con facilidad". Otro tipo de pacientes de riesgo que suelen tener descargada esta aplicación son los diabéticos.

En total, desde la activación de la aplicación el pasado mes de diciembre, se han recibido 143 alertas procedentes de Extremadura, muchas de ellas accidentales, debido a que el usuario las ha activado sin darse cuenta.

Un caso de urgencia real en el que la aplicación colaboró de forma directa en la localización del afectado fue el de una persona que estaba desorientada y que sufrió una crisis de ansiedad en la autovía A-66.

La última urgencia a la que el 112 Extremadura ha dado respuesta con la plataforma Alpify para la geolocalización del afectado se produjo el pasado 31 de mayo. Se trataba de un peregrino que se había desorientado y que tenía problemas de salud.

A modo de ejemplo, una de estas falsas alarmas fue la producida en una zona de sierra donde un cazador activó la señal de forma involuntaria. En ese caso, el 112 llegó a activar la respuesta y contactó con el responsable de la montería, que desconocía la ubicación exacta del puesto donde estaba este cazador.

Gracias a la geolocalización de Alpify pudo ser localizado por la Guardia Civil, quien comprobó que el usuario estaba en buen estado y que todo había sido una falsa alarma.

Reduce el tiempo de rescate

Hasta la implementación de esta aplicación no existía ningún sistema fiable de localización como acompañamiento a las llamadas a los servicios de emergencias. La mala localización de las comunicaciones realizadas desde un móvil es un problema que se da en todos los 112 del mundo.

Una correcta geolocalización de la emergencia es "fundamental para reducir el tiempo de rescate" y, por ende, el número de víctimas y los recursos económicos destinados por las administraciones, señalan desde el Ejecutivo extremeño.

Alpify entró en servicio en Extremadura el pasado 3 de diciembre de 2014, tras la firma del convenio de disposición de la licencia, software y aplicación entre el consejero de Hacienda Y Administración Pública, Clemente Checa, y el responsable y creador de la herramienta, Guillem Viladomat.

Consulta aquí más noticias de Badajoz.