El Consejo de Ministros aprobó el pasado 14 de mayo un Real Decreto por el que se crea la Academia de Psicología de España, que ha nacido gracias a una importante contribución murciana de la mano del ex decano del Colegio de Psicología de la Región y profesor de la Universidad de Murcia, Manuel Enrique Medina Tornero.

En declaraciones a Europa Press, Medina ha recordado que la idea de crear la Academia surgió hace unos años, cuando un grupo de psicólogos entre los que él se encontraba reflexionaba sobre la necesidad de que la profesión y el área científica de la psicología pudiera tener un "refrendo de carácter nacional", al igual que tienen otros ámbitos científicos bajo el formato de una Academia.

La labor de constitución de la Academia comenzó hace cinco años y, desde entonces, Medina ha contribuido a su formación como secretario de la Comisión Promotora. Finalmente, la institución académica ha visto la luz tras un costoso trabajo y con el objetivo de dar "visibilidad científica y social a la psicología" en España.

Medina, que ha estado impulsando la fundación de la Academia desde el primer momento, cuenta con una trayectoria de 30 años en la profesión. De hecho, fue uno de los iniciadores del Colegio de Psicólogos en la Región y trabajó en el área de Servicios Sociales del Ayuntamiento de Murcia para, posteriormente, trabajar en la Universidad de Murcia.

En este sentido, Medina explica que la Academia ha surgido con la vocación de ser una institución independiente que procure "un mayor nivel" al ámbito científico de la psicología, intentando que la práctica de la psicología se haga desde el punto de vista "más científico y de mayor calidad" para actuar en los individuos y en la sociedad, sin estar sometido a los vaivenes de carácter político.

El objetivo es que la psicología esté lo más cerca posible a los criterios de calidad y competencia y, para eso, la Academia fomentará estudios, investigaciones y publicaciones que sirvan para impulsar el progreso de la ciencia psicológica con las herramientas con las que dispone esta disciplina científica.

"El objetivo es estar al día de la gran demanda de la sociedad, de los acontecimientos de carácter internacional que se produzcan con repercusión en el ámbito de la Psicología y sobre la evolución científica y tecnológica en un sentido crítico", según Medina.

Asimismo, la Academia prestará el asesoramiento necesario a las instituciones públicas, tanto el Gobierno central como los autonómicos y municipales que, de esta manera, contarán con una voz "independiente" de carácter científico en torno a proyectos de ley e iniciativas que vayan en beneficio del bienestar social y la calidad de vida de los ciudadanos.

Tal es el interés que ha despertado la Academia que ya hay entidades de carácter internacional relacionadas con el ámbito de la psicología que han pedido información sobre cómo se ha constituido la entidad y el procedimiento que ha seguido. "No en todos los países existe la figura de las academias, pero han comprendido que se trata de una forma muy interesante de que la sociedad conozca un poco este campo científico", ha destacado el profesor.

Medina considera que la Academia "va a provocar un beneficio para todo el mundo y es una manera más de apoyar a esta profesión joven que a lo largo de su historia ha recibido muchos varapalos". Y es que, apunta, cuando las profesiones nacen, "a veces tienen que abrirse camino a codazos en un entorno que puede resultar hostil".

Tal y como Medina dice a sus alumnos en clase, ser "científico" y demostrar lo que uno hace adecuadamente es "la mejor herramienta" de la que se dispone para demostrar la utilidad de una profesión, ya que "no basta únicamente con estar presente en una gran cantidad de ámbitos de intervención; hay que demostrar que se es eficaz y que se está en condiciones de hacer el bien a la gente con el mejor herramientaje científico posible".

A este respecto, la Academia es una forma de "acreditar que la Psicología hoy está en un momento de madurez importante" y que "puede disponer de una herramienta más para estar presente".

Génesis de la academia

Las labores de constitución de la Academia comenzaron hace cinco años bajo el paraguas, en principio, del Consejo General de Colegios de Psicólogos como una entidad que pudiera acoger los debates, las reflexiones y las convocatorias.

En su gestación fueron seleccionadas una serie de personas y Medina tuvo la "fortuna" de ser seleccionado como secretario de esa comisión promotora, tal y como ha reconocido el propio Medina, quien aportó la necesidad de que se abriera un debate en torno a esta propuesta, y pronto se sumaron otros compañeros del ámbito académico y profesional.

Medina reconoce que ha sido un camino "largo y difícil" porque hay que sortear muchos obstáculos de tipo administrativo-científico, como la preparación de una memoria, entrevistas y acuerdos. "No es fácil sacar adelante el proyecto", ha advertido Medina.

Para la creación de la Academia, el grupo promotor ha tenido que aportar una documentación muy exhaustiva, justificando el por qué de la iniciativa, para qué sirve y en qué se basa. Para demostrar su importancia, han aportado las cifras sobre el estudio de la psicología en España, que ya cuenta con más de 30 facultades universitarias entre públicas y privadas con más de 30.000 alumnos.

Asimismo, Medina recuerda que en el mercado profesional se han incorporado entre 50.000 y 70.000 licenciados y graduados desde que se fundó la primera facultad de Psicología.

Los promotores también han tenido que avalar la iniciativa con publicaciones científicas, demostrando con qué asociaciones internacionales se está colaborando y qué papel están jugando los profesionales de la psicología tanto en el ámbito profesional como universitario para justificar la creación de la Academia.

Medina ha explicado que el crecimiento de la profesión ha sido "muy significativo" y está presente en muchas áreas de la acción humana y de la intervención social, lo que han tenido que demostrar y justificar, aportando datos.

órganos de gobierno

La constitución de la Academia ha aparecido en el Boletín Oficial del Estado (BOE) el pasado 2 de junio con los estatutos de la institución, por lo que actualmente está en fase de constitución. Un total de nueve personas serán propuestas por la Comisión Promotora y deberán volver a pasar por un filtro de elección cuya propuesta firmará el ministro de Educación, Cultura y Deporte.

Los integrantes de esta primera junta de gobierno de la Academia serán seleccionados en un plazo de un mes y podrán proceder de otras academias de carácter nacional, o bien ser propuestos por el Consejo General de los Colegios de Psicólogos y por las universidades españolas.

De esas nueve personas tendrá que salir un presidente y un secretario que darán cuerpo legal para que se hagan posteriores convocatorias con el fin de cubrir los puestos vacantes del resto de académicos, hasta un total de 50, tal y como indican los estatutos.

Mientras tanto, Medina continuará como secretario de la Comisión Promotora de forma provisional, hasta el próximo 2 de julio, cuando se conozca la estructura organizativa definitiva. La Academia tampoco tiene sede física aún, y sus integrantes se reúnen en una sede provisional en el Consejo General de Colegios de Psicología a la espera de tener una sede propia "en breve".

En un futuro, Medina avanza que la institución podrá constituirse en 'Real Academia', tras la preceptiva solicitud a la Casa Real, y podrá haber también academias de carácter autonómico.

Consulta aquí más noticias de Murcia.