El portavoz de EH Bildu y presidente de Sortu, Hasier Arraiz, se ha mostrado "orgulloso" de lo acaecido este pasado sábado en Vitoria y ha remarcado que su formación sigue dispuesta a impulsar en la capital alavesa "una alternativa basada en el derecho a decidir, la lucha contra las políticas liberales y la participación".

Arraiz, que ha asistido al acto de apertura del Araba Euskaraz 2015, ha analizado la constitución de los ayuntamientos producida este sábado, y ha incidido en que pese que el PSE no apoyó la investidura como alcalde del jeltzale Gorka Urtaran, el PNV gobernará en la capital alavesa con el apoyo de los socialistas, "por paradójico que pueda parecer".

El dirigente soberanista se ha mostrado "orgulloso" de lo que EH Bildu ha sido capaz de lograr Vitoria y ha remarcado que el 25 de mayo "nadie se planteaba la posibilidad de que Javier Maroto (PP) no fuera alcalde".

"Hemos sido capaces de impulsar una alternativa a las políticas racistas y xenófobas del Partido Popular. Hemos escuchado a la gente y demostrado que, frente a las políticas de siempre, hay otra forma de actuar", ha indicado, para añadir que se puede hacer una "nueva política" y esa política nueva tiene que "abrirse al conjunto del país".

No obstante, Arraiz ha lamentado el acuerdo "del pasado" alcanzado entre PNV y PSE que, en su opinión, es un "ejemplo de políticas viejas".

"Es un acuerdo basado en la voracidad del insaciable PNV y la miseria moral del PSE, que ha sido incapaz de votar contra Maroto por venganza hacia el PNV. El PSE ha dejado de ser un proyecto político para convertirse en una agencia de colocación de los suyos", ha criticado.

En esta línea, se ha mostrado convencido de que el pacto no está roto en Vitoria y, "por paradójico que pueda parecer, el PNV va a gobernar con un partido que no ha apoyado su candidatura", en referencia al PSE.

Además, ha remarcado que EH Bildu sigue dispuesta a impulsar una alternativa basada en "el derecho a decidir, la lucha contra las políticas liberales, la participación y hacer política de abajo a arriba".

"Miren Larrion era la mejor candidata y era tan buena que al PNV le daba miedo que se convirtiera en alcaldesa porque entonces iba a hacerlo para muchos años", ha incidido.

PAMPLONA

Respecto a la situación producida en Pamplona con la designación como alcalde de Joseba Asiron, ha destacado que en el Ayuntamiento y en las calles "se han abierto las puertas a un cambio social y político para Navarra y para el conjunto de Euskal Herria".

Por último, ha defendido que las bases para un cambio político "imprescindible" también se han producido en muchas otras localidades y se ha mostrado convencido de que "el cambio en Navarra se va a extender al resto de Euskal Herria".

Consulta aquí más noticias de Álava.