El número de mujeres víctimas de violencia de género atendidas por el dispositivo '112' de Atención Especializada a Mujeres Víctimas de Violencia de Género de la Comunidad se elevó en 340 personas de enero de 2013 a diciembre de 2014, pasando de las 1.633 atenciones a 1.973, asimismo, aumenta el número de llamadas, de las 2.685 a las 2.897 en 2014.

Según datos facilitados a Europa Press por la Consejería de Sanidad y Política Social, el Centro de Emergencia para Mujeres Maltratadas y sus hijos, que se configura como un recurso de corta estancia que funciona 24 horas los 365 días del año al objeto de darles protección y poder buscar las primeras alternativas a la situación vivida, registró 40 niños y 28 mujeres más con respecto a 2014.

Más concretamente, 70 mujeres y 62 niños pasaron por el centro en 2013 frente a las 98 y 102 de 2014, respectivamente. También creció el número de mujeres e hijos atendidos en las casas de acogida y pisos tutelados de la Comunidad.

Así, 29 mujeres y niños fueron atendidos en el mes de junio en estas casas en 2013 frente a las 27 víctimas y 34 hijos de 2014.

Estas viviendas están destinadas a acoger y proporcionar la atención que precisen estas víctimas durante 4-6 meses para el primer caso y de doce meses para el segundo, "siempre que no puedan alojarse en otro recurso por carecer de medios o porque pueden ser localizados por su agresor".

El objetivo de estos recursos, según las mismas fuentes, "va más allá del alojamiento y la manutención, se presta la información y orientación necesaria en el ámbito social, laboral, sanitario y educativo, suministrando una atención integral".

Los Centros de Atención Especializada para Mujeres Víctimas de Violencia de Género (Red CAVI), servicios creados por la Dirección General, en colaboración con los Ayuntamientos de la Región, en los que se ofrece un tratamiento individual y grupal, a mujeres víctimas de maltrato, proporcionando el apoyo necesario para potenciar sus competencias sociales y psicológicas, y para afrontar con éxito las experiencias vividas, atendieron 650 mujeres más con respecto a 2013, cuando acogieron 20.461 mujeres frente a las 21.111 de 2014.

Además, el Punto de Coordinación de las órdenes de Protección registró once mujeres más, pasando de las 1.271 de enero de 2013 a las 1.282 a diciembre de 2014.

Se trata de un servicio dependiente de la Dirección General, al cual los secretarios de los juzgados y tribunales deben comunicar las órdenes de protección de las víctimas de violencia doméstica que se adopten y otras resoluciones judiciales relacionadas con delitos de violencia familiar.

Las funciones más específicas del punto de coordinación son la derivación de todas las víctimas de maltrato a los Centros de Atención Especializada (Red CAVI) más próximo, con el fin de ofrecerle los servicios que se prestan desde la Red y por otra, realizar el seguimiento de todas las mujeres, incidiendo en aquellos de especial vulnerabilidad.

Más niños atendidos por la unidad de atención psicológica

La Unidad de Atención Psicológica a Menores Expuestos, un recurso de atención psicológica que está dirigido a hijos menores de mujeres víctimas de violencia de género que hayan estado expuestos o hayan sufrido directamente dichas situaciones de violencia, y que tengan su residencia en la Región de Murcia, atendió 97 niños más en el mismo periodo, de los 274 de 2013 a los 371 de 2014.

Este dispositivo ofrece a los menores un programa de intervención psicológica completo, no limitado a un número mínimo de sesiones, con el que se pretende eliminar las secuelas negativas del maltrato en los menores o los patrones de comportamientos disfuncionales derivados del mismo.

Consulta aquí más noticias de Murcia.