Disturbios
Disturbios en Barcelona, en una imagen tomada en mayo de 2014. ARCHIVO

Una protesta 'antisistema' en la que han participado unas 500 personas, según fuentes del ayuntamiento de Barcelona, ha finalizado con daños de diversa consideración en cajeros, coches aparcados en la calle, una parada de autobús y cristales de establecimientos comerciales, en el barrio de Sants.

Fuentes de los Mossos d'Esquadra, que han desplegado varias dotaciones antidisturbios, detuvieron a seis personas cuando se visualizaron las grabaciones realizadas por los agentes.

Una gran cantidad de furgonetas de los Mossos d'Esquadra han controlado la protesta, que ha derivado en incidentes que se han registrado por la zona de la plaza de Sants, y las calles Entença y Gran Via, entre otras.

Los manifestantes protestaban por la represión de los movimientos okupas.

Abrían la protesta dos pancartas en las que se podía leer "Ni amordazadas ni domesticadas. Seguiremos luchando" y "La represión nos quiere aisladas, la solidaridad nos hace fuertes", y se han cantado lemas reclamando "libertad, libertad".

Los tres nuevos concejales de la CUP en el ayuntamiento de Barcelona anunciaron que no acudirían a la recepción en la Generalitat, junto con el resto ediles, para ir a esta manifestación en Sants.

Consulta aquí más noticias de Barcelona.