El primer acto de la nueva alcaldesa de Córdoba, Isabel Ambrosio, que ha sido elegida este sábado con los votos de su partido, de IU y de Ganemos Córdoba, ha consistido en depositar este mismo día un ramo de rosas rojas en la tumba el primer y único alcalde socialista que tuvo la ciudad antes de la llegada de la democracia, Manuel Sánchez-Badajoz y Cano, que fue fusilado por los franquistas en 1936.

De este modo y como homenaje a Sánchez-Badajoz, por parte de la primera alcaldesa del PSOE que tiene la ciudad desde la instauración de la democracia, Ambrosio ha acudido al cementerio de la Salud para depositar la citada ofrenda floral, acompañada por los otros seis concejales y concejalas que constituyen el Grupo Municipal Socialista, y también junto a otros cargos públicos y orgánicos del PSOE cordobés, incluido el presidente del Parlamento andaluz y secretario general del PSOE en la provincia, Juan Pablo Durán.

Antes, durante su discurso de investidura ante el Pleno, Isabel Ambrosio dijo que quería "tener un recuerdo emotivo para todos los cordobeses y cordobesas que han sido concejales de este Ayuntamiento en momentos muy difíciles, y siempre al servicio de la democracia y de los intereses de nuestra ciudad, pero muy especialmente para Manuel Sánchez-Badajoz y Cano, cordobés de adopción, militante socialista y alcalde de Córdoba en 1936, porque nunca olvidaremos tu sacrificio y ejemplo".

Consulta aquí más noticias de Córdoba.