Frank Cuesta, tras un año de condena a Yuyee: "Ha envejecido diez años, está demacrada"

  • Yuyee, exmodelo de 41 años, fue detenida en noviembre de 2012 en el aeropuerto de Bangkok y más tarde condenada por supuesto tráfico de drogas.
  • Se le atribuyó una cantidad de cocaína (0,005 gramos) por la que nunca se había condenado a nadie en Tailandia y su caso se paralizó en los juzgados.
  • Su exmarido, el popular Frank Cuesta, asegura que todo fue una venganza por su actividad contra las mafias de tráfico de animales.
El presentador de documentales Frank Cuesta y su esposa Chatchaya Cuesta Ramos 'Yuyee', junto a su familia.
El presentador de documentales Frank Cuesta y su esposa Chatchaya Cuesta Ramos 'Yuyee', junto a su familia.
FACEBOOK

La historia jurídica de Tailandia no conoce un caso igual. Jamás un juez en ese país había dictado una sentencia de cárcel por poseer menos de medio gramo de cocaína. A Yuyee Alissa Intusmith le cayeron quince años de cárcel por portar supuestamente 0,005 gramos de cocaína (con un valor de 35 céntimos de euro) y por tráfico con intento de venta de esa cantidad.

Yuyee, la exesposa de Frank Cuesta, el presentador y herpetólogo español afincado en Tailandia y conocido popularmente como Frank de la Jungla, lleva ya un año en una prisión de Bangkok en la que comparte celda con decenas de presas y en la que no hay mobiliario, ni camas.

Pasado ese tiempo un pequeño rayo de sol entra en la vida de la familia Cuesta (Frank y Yuyee tienen cuatro hijos) ya que en ese año de encarcelamiento el panorama policial y judicial en Tailandia ha cambiado mucho y el caso podría reactivarse. "Hemos hablando con altos cargos de la Policía y el Gobierno y están intentando que salga la apelación, porque estaba paralizada en los juzgados", cuenta a 20minutos.es el propio Frank Cuesta.

El problema, según denuncia Cuesta, es que tanto él como su esposa han participado durante años en la lucha contra las mafias de tráfico de animales (Cuesta es miembro de la Asociación de Guardianes de Animales de Tailandia) y sus denuncias podrían haberle acarreado el odio de gente muy influyente (el juez que condenó a Yuyee fue detenido poco después acusado de corrupción).

"En una ocasión nos llamaron para hacernos cargo de un leopardo enano, que según supimos después estaba preparado para entregarlo a un alto cargo de la policía, actualmente destituido", cuenta Frank Cuesta, que asegura que "diez días después empezamos a tener problemas, ese fue el desencadenante".

Cuesta puede hablar ahora por los cambios políticos en el país. "La policía me ha asegurado que estamos protegidos, que la casa está vigilada, que no nos preocupemos, por eso estoy hablando públicamente", explica el presentador español afincado en Tailandia, que hace ver que el Gobierno militar que ahora dirige el país está llevando a cabo una labor de limpieza de la corrupción.

"Llevamos ocho meses pidiendo que nos dejen apelar. Nos han dicho que sí, que lo saben, pero que hay muchos casos de corrupción que están antes", asegura el herpetólogo, que narra que hay "decenas de detenciones a diario" por casos de corrupción.

El principal problema, un año después, es que el caso está paralizado, por lo que legalmente la defensa de Yuyee no puede hacer nada. "Que salga la apelación, o que la condenen en firme a 5 años, o que la dejen libre, lo que sea, pero hasta que un juez no diga que el caso está cerrado no podemos pelear de ninguna manera", asegura Cuesta, que afirma que en el tú a tú, todo el mundo considera la condena un disparate.

"Cuando coges los papeles y ves el caso te das cuenta que no tiene ni pies ni cabeza", opina, y recuerda que "en la primera declaración de la policía se dice que llevaba la droga en el bolso. La segunda, que en un bote de chocolate y en el juzgado dijeron que estaba en una maleta". Además, tampoco la cantidad de droga está clara. "Primero figuraban 251 miligramos, luego, 5 miligramos, primero dijeron que la droga se había destruido, luego que lo pesaron varias veces y desapareció. El test de cocaína fue negativo. El único test que existe es de un laboratorio y de 17 días más tarde", hace ver Cuesta.

Duras condiciones

Un año en prisión han hecho mella en la exmodelo Yuyee: "Físicamente está destrozada, demacrada, en un año ha envejecido diez", cuenta entristecido Frank Cuesta, que asegura que "a ella le mantiene viva que sus hijos van todas las semanas a verla, los veinte minutos que les permiten, aunque no pueden tocarse". "Las condiciones son inhumanas, las de un perro", recalca.

Yuyee, exmodelo de 41 años, fue detenida en noviembre de 2012 en el aeropuerto internacional de Don Mueang, en el norte de Bangkok, tras regresar de un viaje a Vietnam y tras alegar las autoridades que se le encontraron 212 miligramos de cocaína, según las primeras informaciones. "Nos metieron en un cuarto y le dijeron a Yuyee que o firmaba aquello o le imputaban 50 gramos, que si firmaba lo que le ponían la condena sería leve", narra Cuesta, al que no permitieron testificar en el juicio.

La exesposa de Cuesta fue condenada a 15 años de prisión y una multa de 1,5 millones de bat (unos 40.000 euros) al ser hallada culpable de tráfico de drogas, a lo que se sumaron 3 meses de cárcel por una sentencia anterior por no poseer los permisos necesarios para mantener animales salvajes en su domicilio.

Los jueces también han denegado una y otra vez la petición de libertad condicional a Yuyee ya ahora, hasta el próximo diciembre la defensa no podrá presentar una nueva apelación a la condena.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento