El expresidente del Gobierno español Felipe González abandonó este martes Caracas (Venezuela) rumbo a Bogotá (Colombia) después de que las autoridades venezolanas no le concedieran los permisos para visitar a los opositores encarcelados ni asistir a las vistas de sus juicios, tal y como informaron fuentes diplomáticas. González, concretamente, salió del aeropuerto de Maiquetía, que sirve a Caracas, sobre las 11.20 horas locales (15.50 GMT), rumbo a la capital colombiana.

González  me expresó su voluntad de regresar en cuanto el Gobierno venezolano le permita el acceso a los detenidos

Juan Carlos Gutiérrez, abogado de Leopoldo López, explicó que González solicitó visitar al líder de Voluntad Popular en la cárcel de Ramo Verde y también al ex alcalde de San Cristobal Daniel Ceballos, que se encuentra recluido en la prisión de San Juan de los Morros, a unos cien kilómetros de Caracas, y en cuya defensa también colabora.

Igualmente, el ex presidente español pidió asistir como público, ya que como participante en la defensa se lo habían denegado, tanto a la vista del juicio de López, prevista para el miércoles, como a la vista preliminar del caso de Antonio Ledezma, prevista para este martes y que finalmente fue suspendida.

Ambas peticiones no recibieron respuesta oficial ni por parte del Gobierno ni por parte de los jueces venezolanos por lo que González decidió no enfrentarse a esa decisión, según asegura Gutiérrez.

"Se han presentado todos los documentos para que las autoridades permitiesen que fuera al juicio y que pudiese ingresar en las cárceles, pero no se ha obtenido respuesta oficial por escrito y me parece correcta la postura de González de mantener una línea de respeto institucional a las autoridades de Venezuela", afirmó el abogado.

Gutiérrez dijo que tanto él como González "no descartan" que éste último regrese a Venezuela "en el momento en que las autoridades venezolanas le permitan asistir a los juicios o visitar a los presos". "Él no quiere una confrontación con el Gobierno, no quiere infringir la ley", recalcó.

El letrado aseguró que "no existe ninguna limitación jurídica para que no se le deje asistir al juicio como público" ya que para ello las únicas limitaciones son las de la capacidad de la sala.

No quiere una confrontación con el Gobierno, no quiere infringir la ley

Por su parte, Omar Estacio, abogado de Ledezma, también señaló que González le expresó "su voluntad de regresar a Venezuela en cuanto el Gobierno venezolano le permita el acceso a los detenidos".

El ex dirigente socialista español llegó a Caracas el pasado domingo y se ha entrevistado estos días con las familias de los opositores presos, además de reunirse con los dirigentes de la alianza opositora Mesa de la Unidad Democrática (MUD).

Además, el lunes entregó al periodista venezolano Teodoro Petkoff el premio de periodismo Ortega y Gasset que González recogió en su nombre el pasado abril en Madrid.