«Mi barrera evita que el motorista se mutile»

Nació en Cartagena en 1926.
Nació en Cartagena en 1926.
Ángel Ripoll es una persona con espíritu renacentista: le gusta inventar. Lleva 30 años creando y ha sido ahora, con sus quitamiedos inteligentes de acero galvanizado –con los que se evitan las mutilaciones de motoristas y que se están probando en  Murcia– cuando le llega el reconocimiento.

¿Qué otras cosas ha inventado en su vida?

Fui el primero que traje, hace 30 años, los tubos de riego por goteo, y no vendí ni uno. En 1967 inventé un sistema de extinción de incendios para refinerías, pero me dijeron que era muy costoso. También inventé el bidón cuadrado de 200 litros para refinerías, para que pudiera ser apilable, inscribí en el registro de la propiedad la idea de los bidones de colores para reciclar...

Pero eso no da de comer...

Siempre he sido rico en ideas, pero en nada más. Muchas veces me he sentido infrautilizado.

¿Cómo se le ocurrió la idea de las vallas que evitan las mutilaciones?

He viajado durante años todas las semanas hasta Valencia, he recorrido muchos kilómetros y he visto muchos accidentes. Mientras pensaba en un sistema para separar el tráfico pesado del ligero, conocí los problemas que tienen los motoristas con los quitamiedos y en el año 2001 empecé a buscar una solución.

¿Cuáles son las ventajas de su invento?

Que evita que el cuerpo del motorista se cuele por debajo de la valla y se corte con los soportes verticales, y que tiene una chapa de acero, lisa, y detrás una capa de poliuretano y un muelle que absorben el impacto y que impiden que el motorista salga despedido hacia el otro lado de la carretera. eduardo casado

Bio

Nació en Cartagena en 1926. Trabajó en la Empresa Nacional Bazán y como agente comercial de tecnología.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento