El 100% de los votos escrutados en las elecciones generales de Turquía este domingo confirma que el partido islamista AKP no sólo ha perdido su mayoría absoluta sino que pierde 9 puntos y 71 diputados, informa la cadena de noticias NTV.

Según los datos presentados por esta emisora, el AKP obtiene un 40,8%, el opositor socialdemócrata CHP el 25,1 %; el nacionalista MHP el 16,4 %, y el prokurdo e izquierdista HDP el 12,9%.

El AKP obtiene un 40,8%, el opositor socialdemócrata CHP el 25,1 %; el nacionalista MHP el 16,4 %, y el prokurdo e izquierdista HDP el 12,9%

Con estos datos, en el Parlamento de Ankara el AKP tendrá 255 escaños (326 en 2011), el CHP 133 (135 en 2011), el MHP 82 (53 en 2011) y el HDP 80 (36 diputados independientes en 2011).

La participación en estos comicios, considerados como clave para el futuro democrático del país eurasiático, fue del 86% entre los 54 millones de turcos con derecho a voto.

El objetivo del AKP era al menos mantener su mayoría absoluta o incluso superar una mayoría del 60% para poder convocar un referéndum sobre el sistema político del país eurasiático.

De esta forma, los islamistas del AKP querían instalar al presidente actual del país, Recep Tayyip Erdogan, como jefe de Gobierno.

"La decisión del pueblo es la mejor decisión. Volveremos a tener días felices", se limitó a decir en una primera reacción el primer ministro en funciones, Ahmet Davutoglu.