Los motoristas pronto dejarán de tener miedo a los guardarraíles

  • Los quitamiedos son una de las principales causas de muerte en los motoristas.
  • Las asociaciones llevan años pidiendo al Gobierno y a las administraciones autonómicas que los reemplacen o protejan.
  • En la actualidad hay diversos proyectos piloto en marcha en ciudades como Madrid o Barcelona.
  • A ello contribuye la iniciativa privada, que está lanzando nuevos sistemas que o han sido ya homologados o están en fase de financiación.
  • Navarra y País Vasco son las comunidades que los motoristas consideran más seguras.
Protectores de postes instalados por Tecus en la carretera 505 de Madrid.
Protectores de postes instalados por Tecus en la carretera 505 de Madrid.
Tecus
Los moteros llevan años pidiendo que se adapten o eliminen los guardarraíles.

Aunque no hay datos oficiales, las asociaciones calculan que son los
causantes del 15% de las muertes en accidentes de moto.

Óscar Arias, presidente del Motoclub Tiramillas, uno de los que se preocupa desde hace años por concienciar a las instituciones de la peligrosidad de esas estructuras de metal, asegura que no hay forma de obtener cifras fidedignas, pero calcula que causan un muerto a la semana. La prueba está en los foros de moteros.

Las administraciones están intentando que la cosa cambie.

Para que eso fuera posible se han tenido que suceder las protestas de motoristas y el nacimiento de plataformas como Moteros Unidos por la Vida o la Plataforma Motera por la Seguridad Vial.

Los pasos que se dan son lentos, aunque seguros.

Necesidad de homogeneizar los sistemas

En 2005, el Ministerio de Fomento aprobó una norma (UNE 135900) para evaluar los sistemas de protección.

Cada semana muere un motoristas por culpa de los guardarraíles
Ésta era una de las grandes demandas de los motoristas: hay muchos sistemas (y habrá más todavía) pero no todos son iguales.

La norma, que no es de obligado cumplimiento (aunque sí una garantía de calidad que tienen muy en cuenta la administraciones públicas), exige pasar un determinado número de pruebas con dummies, muñecos que son golpeados contra los protectores de los postes (que causan la mayor parte de las puertes) y contra las barreras que impiden que el motorista se deslice por debajo.

Hasta ahora, sólo tres compañías han logrado homologar sus productos en el CIDAUT (dos de tipo 2 y uno de tipo 1, siendo este último el que ofrece una seguridad mayor), el centro de Valladolid que evalúa la calidad y seguridad de los sistemas.

Pero hay más que lo están intentando.

Una de ellas es Tecus , una compañía catalana que está a punto de homologar un sistema de barreras plásticas flexibles que absorben gran cantidad de energía cinética y que presumiblemente alcanzará también el nivel de seguridad más alto.

Las barreras de Tecus se podrán ver pronto en Extremadura, Albacete y Madrid. A ellas se suman otros proyectos piloto que se están llevando a cabo

en ciudades como Madrid (con mallas metálicas de tipo dos que se han instalado en diversos lugares de la M-30) y Barcelona, donde
la presión de los motoristas logró que se retiraran los guardarraíles de tipo "sueco", una trituradora según las asociaciones, y donde se están instalando faldones o chapas que también protegen la vida de los motoristas.

El objetivo es acercarse a la situación que hoy se vive en Navarra y el País Vasco, las dos comunidades más avanzadas en lo que respecta a este tipo de seguridad vial.

A los sistemas homologados se suman otros como los del cartagenero Angel Ripoll, cuyo invento se está probando en un tramo de Murcia, para satisfacción de algunos y contra la opinión de otros, que piensan que sólo deberían instalarse aquellos capaces de pasar las pruebas de seguridad.

Necesidad de financiación

Pero por mucha tecnología de la que disponga, hace falta la voluntad política y el dinero para adaptar muchos cientos de kilómetros de quitamiedos.

El Ministerio de Fomento aprobó en 2006 un plan de acción de 6 años dotado con 48 millones de euros.

Esto hizo que el pasado año se licitaran 164 kilómetros y que éste se hayan licitado otros 267,5.

Sin embargo, eso sólo afecta a las vías que dependen del ministerio.

Además, a la hora de aprobar el presupuesto de 2007, el PSOE se opuso a destinar una partida extraordinaria de 5 millones de euros como habían pedido otros grupos políticos.

Destinar el importe de las multas a mejorar la seguridad vial

El hoy presidente de la Comisión de Seguridad Vial del Congreso, Jordi Jané, propone a este respecto una idea innovadora: destinar todo el importe recaudado por las multas de tráfico a mejorar la seguridad vial.

De esta forma, los ciudadanos expresarían menos rechazo y los ayuntamientos no utilizarían las multas para cuadrar sus presupuestos.

Jané cree que con un poco de suerte su iniciativa podría ser aprobada en la próxima legislatura.

Ingenuo o no, lo cierto es que hace falta aún mayor compromiso de los ayuntamientos y de las autonomías (y no pequeños planes que muchos ven como actos de cara a la galería) para que los motoristas puedan de una vez por todas conducir tranquilos.

ENTREVISTA

Ángel Ripoll nació Cartagena en 1926. Trabajó en la Empresa Nacional Bazán y como agente comercial de tecnología. Es una de esas personas con espíritu renacentista: le gusta inventar. Lleva más de 30 años creando y ha sido ahora, con sus quitamiedos inteligentes de acero galvanizado -con los que se evitan las mutilaciones de motoristas y que se están probando en Murcia-, cuando le llega el reconocimiento.
Angel Ripoll
¿Qué otras cosas ha inventado en su vida?

Fui el primero que traje, hace 30 años, los tubos de riego por goteo, y no vendí ninguno. En 1967, inventé un sistema de extinción de incendios para refinerías, pero me dijeron que era muy costoso y al final me aburrieron. También inventé el bidón cuadrado de 200 litros para refinerías, para que pudiera ser apilable, inscribí en el registro de la propiedad la idea de los bidones de colores para reciclar...

Pero eso no da de comer...

Siempre he sido rico en ideas, pero en nada más. Muchas veces me he sentido infrautilizado.

¿Cómo se le ocurrió la idea de las vallas que evitan las mutilaciones?

He viajado durante años todas las semanas a Valencia, he recorrido muchos kilómetros y he visto muchos accidentes. Mientras pensaba en un sistema para separar el tráfico pesado del ligero, conocí los problemas de los motoristas con los quitamiedos y en 2001 empecé a buscar una solución.

¿Cuáles son las ventajas de su invento?

Que evita que el cuerpo del motorista se cuele por debajo de la valla y se corte con los soportes verticales, y que tiene una chapa de acero, lisa, y detrás una capa de poliuretano y un muelle que absorben el impacto y que impiden que el motorista salga despedido hacia el otro lado de la carretera. eduardo casado
Mostrar comentarios

Códigos Descuento