Agentes de la Policía Local de Murcia identificaron el jueves a un joven, Antonio Angel L.G, de 19 años, quien fue sorprendido sustrayendo un teléfono móvil, gracias a que, justo cuando el sospechoso se iba con el botín, el aparato comenzó a sonar, según informaron fuentes policiales.

Los hechos ocurrieron a las 19.45 horas del pasado jueves, en un concesionario de vehículos situado en la pedanía murciana de Espinardo, cuando una mujer que estaba esperando en el concesionario oyó sonar su teléfono móvil pero, al ir a buscarlo al bolso, no lo encontró.

En ese momento, un joven que instantes antes estaba sentado junto a la mujer, salió corriendo con el móvil, que seguía sonando, entre las manos. Pero el gafe de este ladrón no había acabado, ya que le interceptó el paso otro cliente del establecimiento, que resultó ser un policía local fuera de servicio.

De esta forma, se pudo recuperar el teléfono móvil, que fue entregado a su dueña, mientras que el joven fue identificado por una falta de hurto.