La policía francesa arrestó a dos inmigrantes malíes con papeles de identidad falsos que trabajaban en las obras de remodelación de una residencia oficial en Versalles donde pasa los fines de semana el presidente Nicolas Sarkozy, informó este viernes rotativo "Le Parisien".

El arresto tuvo lugar el pasado miércoles, cuando los agentes que custodian el edificio, a las afueras de París, pidieron los papeles a los trabajadores de una empresa privada que había sido contratada para remodelar el lugar.

Tapar el asunto

Los policías se dieron cuenta de que los papeles de dos de ellos eran falsos, por lo que fueron llevados a una comisaría de la ciudad.

Según Le Parisien, el fiscal quiere expulsarlos "sin dejar rastro"
Según "Le Parisien", la situación es tan embarazosa para los servicios del Estado que han tratado de ocultarlo.

El caso lo lleva directamente el fiscal que, según el rotativo, no denunciará a los ilegales e intentará que sean devueltos a su país "sin dejar rastro".

Posible residencia permanente

La residencia oficial de Versalles, conocida como "La Lanterne", está situada justo detrás del palacio levantado por Luis XIV.

Fue construido en el siglo XVII y, según "Le Parisien", gusta tanto a la familia Sarkozy que decidió arreglarlo para pasar allí los fines de semana.

El rotativo indica que Cécilia Sarkozy ha decidido, incluso, convertirla en residencia permanente, porque la considera más apropiada para la vida familiar que el palacio del Elíseo, lo que justificaría las obras que se llevan a cabo