El líder del Partido Popular, Mariano Rajoy,  acusó al Gobierno de haber puesto "todo su empeño en destruir el gran espíritu de entendimiento" surgido tras las elecciones de 1977 y de " encizañar la convivencia, desenterrar los enfrentamientos y sembrar cuñas de insolidaridad".

Las declaraciones del líder del PP fueron realizadas el viernes en un acto de conmemoración de los treinta años de las elecciones democráticas de 1977, celebrado en la sede nacional del Partido Popular y organizado por Nuevas Generaciones, y al que asistió toda la cúpula del partido, entre ellos el secretario general, Ángel Acebes, y el ex secretario general de UCD, Rafael Arias Salgado.

Consenso

Hay problemas por resolver y el peor de todos es el terrorismo de ETA que sigue amenazándonos a todos. (Rajoy)

Rajoy afirmó que el Partido Socialista no ha respetado los pactos alcanzados, primero entre UCD y el PSOE y después entre el PP y el PSOE en la Transición, en referencia a los estatutos de autonomía, pactos autonómicos y locales y el Pacto Antiterrorista; asegurando que "hay problemas por resolver y el peor de todos es el terrorismo de ETA que sigue amenazándonos a todos".

"Hay que preguntarse por qué esto se ha roto de la forma que lo ha hecho en los tres últimos años, quién es el responsable y cómo lo podemos arreglar", declaró Rajoy en referencia al PSOE y apostó por el consenso en las reformas estatutarias, la política exterior y la política antiterrorista.

"Lozana y vigorosa"

El líder de la oposición afirmó que treinta años después la democracia "se muestra lozana y vigorosa" y que "alumbró un gran espíritu de entendimiento" y un deseo "sin límites de dejar atrás la historia y vivir en paz", apuntando que "nunca van a faltar en España quienes se empeñen en dividir a la gente".