El Gobierno ha desmentido la información publicada este viernes por el diario Gara que aseguraba que miembros del Gobierno y del partido oficial PSOE se reunieron con el grupo separatista vasco ETA y el ilegalizado Batasuna en un país europeo durante la reciente campaña electoral.

"Ninguno, absolutamente ninguno", dijo escuetamente la vicepresidenta primera del Gobierno, María Teresa Fernández de la Vega, ante la pregunta de si se había producido algún tipo de contacto reciente con ETA.

Ninguno, absolutamente ninguno

Según el diario de la izquierda "abertzale", los contactos entre el Ejecutivo y la banda armada no se interrumpieron tras el atentado mortal del aeropuerto madrileño de Barajas el pasado diciembre, tras el cual el presidente José Luis Rodríguez Zapatero dio por suspendido el proceso de paz abierto poco después de la declaración de tregua de ETA en marzo del 2006.

Cuando se le siguió insistiendo en el tema, De la Vega dijo que el Gobierno no iba a comentar las informaciones de Gara, según las cuales en marzo y abril se celebraron sendos encuentros en un país europeo no especificado "bajo supervisión internacional" para preparar una ronda negociadora del 14, 15 y 16 de mayo entre el Ejecutivo, el PSOE, Batasuna y ETA.

En esas reuniones, Batasuna, cuya delegación encabezó Arnaldo Otegi, planteó su propuesta de estatuto conjunto para Navarra y País Vasco, mientras que el PSOE se habría referido a reformas estatutarias con la posibilidad de crear un órgano común entre los gobiernos de ambas comunidades, indicó Gara.

Además, y siempre según el diario, el Gobierno pretendía que ETA dejara a un lado la amenaza de que podría responder con atentados como el de Barajas pese a que existiera un alto el fuego en vigor, mientras que la banda armada exigía el fin de las acciones judiciales contra sus miembros.

La falta de acuerdo entre ambas partes puso fin a la negociación, tras lo cual ETA dio por finalizada la tregua el 5 de junio.