Agentes de la Ertzaintza detuvieron en Bilbao a un hombre que propinó un puñetazo a su esposa en un ojo del cual había sido operada recientemente, por lo que perdió la visión y tuvo que ser evacuada al hospital de Cruces.

Fuentes del Departamento de Interior del Gobierno Vasco informaron hoy de que, hacia las 23.00 horas de ayer, una patrulla acudió a una vivienda de la calle San Francisco en la que se había producido una agresión, según denunció un testigo. Al llegar, los agentes hallaron a una mujer que presentaba un fuerte golpe en uno de sus ojos.

Ella explicó que su esposo le había propinado un puñetazo y que se había quedado sin visión, ya que estaba recién operada de la vista. La víctima tuvo que ser atendida por una ambulancia y trasladada al hospital de Cruces. El marido, EB.M.G., de 43 años, reconoció que, durante un enfado, había golpeado a su esposa en presencia de sus hijos, por lo que los agentes le arrestaron.