Coche empotrado Lleida
El coche se empotró contra la casa el pasado viernes en un accidente en el que murieron dos personas. (Laurent Dominique/Efe) LAURENT DOMINIQUE/EFE
Un coche permanece empotrado en una casa de Lleida desde hace una semana, cuando fue a parar violentamente contra el inmueble en un accidente mortal, lo que causa problemas a los ancianos dueños del domicilio, que no pueden acceder a algunas estancias ni retirar su propio vehículo.

El coche se empotró el pasado viernes 8 de junio contra la casa , situada en el número 19 de la carretera de Corbins, en el término municipal de Lleida, en un accidente de tráfico ocurrido madrugada y en el que fallecieron dos personas y otras dos resultaron heridas graves.

El propietario de la casa dice que la administración y las compañías de seguro se han desentendido de la situación
El propietario de la casa, Josep Garreta, ha denunciado que desde entonces las administraciones y las compañías de seguros se han "desentendido" de la situación, pese a que no pueden acceder a muchas estancias de su casa y tampoco pueden retirar su propio vehículo del garaje. "Esto no es vivir", se ha quejado.

Empotrado contra una puerta

El turismo accidentado, que está seriamente afectado debido al fuerte impacto, está empotrado ante una puerta metálica de la zona del garaje pero también ha roto parte de la pared, lo que, según los Mossos, podría haber afectado a la estructura del edificio.

Precisamente, Garreta ha explicado que ayer se presentaron unos peritos en su casa para empezar a gestionar las labores para apuntalar la vivienda.

El dueño de la casa, de 69 años de edad, ha indicado que desde hace una semana su esposa y él viven "con muchas dificultades", ya que casi no pueden acceder a la cocina y a una habitación, y tienen serios problemas para estar en el comedor, utilizar el lavabo y, sobre todo, dormir en su habitación.

"Casi no podemos dormir", se ha quejado Garreta, que ha agregado que como se dedica a trabajar el campo intenta pasar la mayor parte del día fuera de casa y que aprovechan una barbacoa para cocinar.

"Dentro de casa estamos poco, solo para dormir, y poco", ha explicado Garreta.