Famosos sin un pelo de tontos: Natalie Portman, James Franco y otros 'cerebritos' de Hollywood

  • Natalie Portman dio recientemente una charla a los graduados de Harvard.
  • James Franco posee numerosos títulos superiores, el guitarrista de Queen es astrofísico, Sharon Stone es superdotada y Dolph Lundgren, ingeniero químico.
  • En España, es conocido que el Gran Wyoming se licenció en medicina.
La actriz Natalie Portman durante su discurso en la Universidad de Harvard.
La actriz Natalie Portman durante su discurso en la Universidad de Harvard.
GTRES

En un planeta muy lejano, la hermosa reina Padmé Amidala mantiene una bochornosa conversación con un joven e irritante Anakin Skywalker, futuro Darth Vader. Su hueca charla de amor, propia de quinceañeros, no dice a mucho a favor de la muchacha. Nada más lejos de la realidad. Paradójicamente, tras ese insulso personaje se esconde una de las actrices más sobresalientes de Hollywood, Natalie Portman, soberbia como intérprete (obtuvo un Oscar por su papel en Cisne negro) y aún más brillante detrás de las cámaras.

Portman es uno de los mejores ejemplos de que llegar a ser una guapa actriz de éxito no es sinónimo de tener la cabeza hueca. Obtuvo un título de psicología en la prestigiosa Universidad de Harvard, se especializó en neurociencia y ha publicado varios artículos en revistas científicas. Además, habla inglés y hebreo y ha estudiado alemán, árabe, francés y japonés.

Hace poco más de una semana, la actriz regresó a Harvard para dedicar unas palabras a los estudiantes recién graduados. En su discurso, les alentó a asumir riesgos y a combatir sus inseguridades, recordó que cuando estudiaba siempre "trataba de demostrar que no era sólo una actriz tonta" y aseguró que prefiere "ser inteligente a una estrella de cine".

Natalie Portman no es una excepción en Hollywood. James Franco, por ejemplo, a pesar de su actitud gamberra de chico guapo, es todo un empollón. Mientras desarrollaba su carrera como actor, estudió filología inglesa en UCLA (con una especialización en escritura creativa), realizó un posgrado de literatura en la Universidad de Columbia, una carrera de producción audiovisual en la Universidad de Nueva York, participó en un taller de literatura de ficción en el Brooklyn College, estudió poesía en el Warren Wilson College y obtuvo un doctorado en filología inglesa de la Universidad Yale.

Otros dos actores que esconden un gran cerebro tras sus caras bonitas son Ashton Kutcher y Matt Damon. Kutcher asistió a la Universidad de Iowa, donde se especializó en ingeniería bioquímica, motivado por el deseo de encontrar una cura la enfermedad del corazón de su hermano mellizo. Damon, quien reconoce que se le dan muy bien las matemáticas, siempre sacaba notas excelentes e ingresó en la Universidad de Harvard. Ni uno ni otro terminaron sus estudios ya que se volcaron en su carrera interpretativa.

En cuanto a las damas de Hollywood, siempre se cita a Jodie Foster como una de las más inteligentes. La actriz se graduó en Literatura con honores en la Universidad de Yale, donde años más tarde obtuvo también un doctorado en Bellas Artes. Habla inglés y francés y tiene nociones de italiano, español y alemán. También aparece habitualmente en las listas de cerebritos la rubia más explosiva de los 90, Sharon Stone. Con un coeficiente intelectual de 154 (el de Stephen Hawking es 160), Stone fue ascendida a segundo grado con sólo cinco años, lo que le permitió ingresar en la Universidad de Edinboro (Pensilvania) a los quince para estudiar escritura creativa y bellas artes.

El sueco Dolph Lundgren, conocido sobre todo por su papel del brutal boxeador Iván Drago en Rocky IV, es en realidad un brillante ingeniero químico con un coeficiente intelectual de 160. En los 80, cuando se lanzó al alocado mundo de las películas de acción, ya podía presumir de ser atleta olímpico y doctor en Ingeniería Química galardonado con una Beca Fulbright en el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), tema con el que se bromea en la película Los mercenarios 2.

El torpe Mr. Bean también demuestra que las apariencias engañan. El actor detrás del personaje, el británico Rowan Atkinson, tiene muy poco que ver con su inútil alter ego. Su máster en Ingeniería Eléctrica del prestigioso Queen's College de Oxford lo dice todo. El también británico Colin Firth, tiene un curioso punto en común con Natalie Portman, él también ha publicado un artículo científico, en concreto un estudio sobre las diferencias de la estreuctura cerebral entre personas de diferentes orientaciones políticas.

Uno de los casos más llamativos es el de Brian May, guitarrista de Queen, doctorado en astrofísica en el Imperial College, rector honorífico de la Universidad John Moores y, desde 2005, Comendador de la Orden del Imperio Británico por sus "servicios a la industria de la música".

Edward Norton estudió Historia en Yale, habla japonés y ejerció como Embajador de Buena Voluntad de Naciones Unidas para la Biodiversidad; Gerard Butler estudió derecho en la Universidad de Glasgow y llegó a trabajar como abogado tras su graduación; Mayim Bialik, la famosa Blossom que ahora triunfa como Amy en The Big Bang Theory, obtuvo un doctorado en neurociencia de la prestigiosa UCLA...

Todos estos ejemplos dejan claro que ni la frivolidad hollywoodiense ni los efectos de la caja tonta son capaces de eliminar la vida inteligente sobre la faz de la Tierra.

En cuanto a famosos españoles, es conocido que Ana Obregón es licenciada en biología y que el Gran Wyoming obtuvo la licenciatura de medicina. Menos gente sabe que Julio Iglesias estudió derecho mientras jugaba en uno de los equipos filiales del Real Madrid. Quizá el caso más impresionante es el de Marc Gené, que además de piloto de Fórmula 1 es licenciado en economía y habla fluidamente seis idiomas, catalán, castellano, inglés, francés, italiano y alemán.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento