El candidato de Izquierda Unida a las elecciones generales, Alberto Garzón, ha asegurado este viernes que "Izquierda Unida no va a desaparecer" y que no se puede confundir "la unidad popular" con la "disolución" del partido. Garzón ha explicado que se "dejará la piel" para acordar listas de "unidad popular" para las generales en las que IU podría concurrir sin sus propias siglas y él no ser el cabeza de lista, aunque eso sí, sin ser el "paraguas" de Podemos.

En una rueda de prensa, Garzón ha negado que esa posible candidatura de "unidad popular" suponga la desaparición de IU como organización política, aunque ha reconocido que el éxito cosechado por candidaturas como Ahora Madrid o Barcelona en Comú ha demostrado que las siglas "no importan a la gente". "Pero para explicarlo adecuadamente conviene clarificar cuatro cuestiones relevantes y esenciales: ¿A qué llamamos realmente unidad popular? ¿Para quién es el único camino? ¿Hacia dónde nos dirige ese camino? ¿Cuál es el método de la unidad popular?", se ha preguntado Garzón.

El país vive un momento de emergencia social y la izquierda tiene que estar a la altura "El país vive un momento de emergencia social y la izquierda tiene que estar a la altura del momento político", ha reflexionado. "El 24 de mayo marcó un punto de inflexión en la historia de la política de España. Y ya no hay vuelta atrás. La ciudadanía dejó claro que quiere vernos a todos juntos. Nos quiere a todos en el mismo barco. La historia de España va a cambiar y no podemos dejar que la cambie la derecha", señala.

"La lectura política de los resultados municipales y autonómicos nos indica claramente la potencialidad de la convergencia. Allí donde se ha conformado el mejor proceso unitario, las formas más participativas, se ha mimado la pluralidad... se han obtenido unos resultados incuestionables que orientan claramente el futuro. Debemos afirmarlo con rotundidad: la política de convergencia, la unidad popular, no es un camino, es el único camino. Y por cierto, el nuestro".

Para intentar cerrar esas candidaturas de confluencia de la izquierda, el diputado de IU por Málaga ha explicado que tiene previsto reunirse con el líder de Podemos, Pablo Iglesias, y representantes de otras fuerzas políticas, reuniones que hará públicas. "El objetivo es derrotar al PP y a Rajoy y, también, a las políticas del bipartidismo que nos ha traído hasta aquí", ha defendido Garzón.

"La vocación histórica de IU es confluir con otra gente"

En la misma onda que Garzón, el coordinador general de Izquierda Unida en Extremadura, Pedro Escobar, ha abogado hy por confluir con otras fuerzas políticas en un proyecto común, pero sin perder la estructura y las siglas de la coalición. La ejecutiva federal de IU se reune este viernes y se presentará un informe político con propuestas denominado: "Elecciones generales para un nuevo país: hoja de ruta".

Tenemos motivos para no renunciar a nuestras siglas, a nuestra historia y nuestra identidadEscobar ha explicado que "la vocación histórica de IU es confluir con otra gente", lo que no hay coincidencia es en el cómo. En este momento no hoy convergencia, a su juicio, porque Podemos no quiere. "Bajo su bandera todos los que quieran; eso no es confluir, es absorber", ha precisado. Escobar ha defendido que IU no se puede disolver "en una cosa que nadie sabe cómo se va a llamar".

"Tenemos motivos para no renunciar a nuestras siglas, a nuestra historia y nuestra identidad y por su puesto dispuestos a confluir con todos los que quieran en un programa común" basado en la defensa de lo público, la justicia fiscal, la protección social, el trabajo de calidad y el no a la corrupción, ha indicado. Según el dirigente extremeño, este es el sentir mayoritario de la coalición en toda España, aunque "algunas cabezas más visibles estén dispuestas a hacer una apuesta más liquidacionista".