Hollande quiere incluir en la Constitución las lenguas regionales de Francia

  • El presidente francés está dispuesto a modificar la Constitución para que lenguas como el euskera, el corso, el occitano o el bretón estén reconocidas.
  •  Prefiere aplicar esa modificación a través del Parlamento y no vía referéndum.
  • La Constitución, que data de 1958, estipula que el francés es la lengua del país, aunque durante el mandato de Sarkozy se introdujo una leve modificación.
Fotografía de archivo fechada el 22 de junio de 2014 en la que aparecen el presidente de Francia, François Hollande (i), y el primer ministro francés, Manuel Valls (d).
Fotografía de archivo fechada el 22 de junio de 2014 en la que aparecen el presidente de Francia, François Hollande (i), y el primer ministro francés, Manuel Valls (d).
CHRISTOPHE KARABA/ EFE

El presidente de Francia, François Hollande, está dispuesto a modificar la Constitución para que lenguas regionales como el euskera, el corso, el occitano o el bretón estén reconocidas en la Carta Magna. Así lo explica el jefe del Estado al diputado socialista Jean-Jacques Urvoas en una carta que publica el diario Le Télégramme y en la que Hollande afirma que cumplirá su compromiso electoral de ratificar la Carta Europea de las Lenguas Minoritarias o Regionales, que Francia firmó en 1992 y cuyo refrendo ha pospuesto en numerosas ocasiones.

En esa misiva, Hollande explica que prefiere aplicar esa modificación a través del Parlamento y no vía referéndum y señala que ha pedido a la ministra francesa de Justicia, Christiane Taubira, que prepare un proyecto de ley que contemple una reforma en ese sentido, que será sometida al Consejo Constitucional "lo antes posible".

La actual Constitución francesa, que data de 1958, estipula que el francés es la lengua del país, aunque durante el mandato presidencial del conservador Nicolas Sarkozy se introdujo una leve modificación que reconoce el euskera, el corso o el bretón como "patrimonio de Francia". El texto europeo que Hollande quiere ratificar obliga a los Estados signatarios a reconocer esas otras lenguas como expresiones culturales, lo que podría tener implicaciones en materia de enseñanza, judicial o administrativa, apunta la emisora France Info.

La formación de extrema derecha Frente Nacional (FN) criticó en un comunicado que el Partido Socialista y los conservadores de Los Republicanos quieran "desmantelar y derribar la República en nombre de una Europa al servicio de la globalización ultraliberal", así como "fragmentar la nación por el regionalismo político".

Mostrar comentarios

Códigos Descuento