Investigadoras del Germans Trias
La investigadora postdoctoral del Grupo de Inmunología de la Diabetes y autora principal del artículo publicado en Plos One sobre esta enfermedad, Irma Pujol (derecha) habla con una compañera de equipo en el laboratorio del Institut Germans Trias de Badalona (Barcelona). LAURA FÍGULS / ACN

El Grupo de Inmunología de la Diabetes del Institut Germans Trias ha desarrollado unas nanopartículas bautizadas como liposomas que consiguen evitar la diabetes al ser introducidas en el cuerpo humano, ya que logran frenar la destrucción de células beta —las que producen insulina—. Es un paso adelante para conseguir, a medio plazo, una vacuna que frene, prevenga o incluso llegue a curar la diabetes 1 en humanos.

Por primera vez en el mundo se usan liposomas para combatir la diabetesEl hallazgo, publicado en Plos One, ha contado con la colaboración del Institut Català de Nanociència i Nanotecnologia (ICN2) y supone un avance en el desarrollo de una vacuna para humanos contra la diabetes tipo 1, una enfermedad en la que, por causas que se desconocen —aunque se sabe que influyen factores genéticos y ambientales—, el cuerpo no identifica como propias las células beta del páncreas y las destruye.

En un comunicado, el centro ha explicado que el sistema de nanopartículas ha permitido utilizar liposomas, que tienen un diámetro de entre media y una micra e imitan las células en proceso de muerte natural —un proceso conocido como apoptosis— para combatir la diabetes, un proceso inédito que está en vías de protección industrial y para el que los investigadores han solicitado una patente internacional.

Los investigadores, de los primeros del mundo en usar liposomas para combatir una enfermedad autoinmune y los primeros en hacerlo contra la diabetes, desarrollaron hace dos años una nueva terapia que evitaba la aparición de diabetes tipo 1 en ratones que espontáneamente padecían la enfermedad, al evitar que el cuerpo destruyera las células del páncreas que producen insulina modificando otras células del sistema inmune llamadas dendríticas.

Los liposomas son nanopartículas que imitan las células cuando mueren de forma natural"Este avance fue importante pero requería extraer del individuo células dendríticas y modificarlas, para después volverlas a inyectar", ha explicado la jefa del Grupo de Inmunología de la Diabetes del Institut Germans Trias, Marta Vives-Pi, quien ha agregado que se trataba de un proceso "complicado y costoso".

Ahora han descubierto en estudios con ratones que se puede conseguir el mismo efecto de una manera mucho más sencilla: crear en el laboratorio unas nanopartículas que consiguen frenar la destrucción de las células beta. Gracias a este trabajo, financiado por los gobiernos catalán y central, y potenciado por el mecenazgo de particulares, los investigadores han aportado "un nuevo paso para conseguir una vacuna "que prevenga o llegue a curar la diabetes en humanos".

Después de haber demostrado que los liposomas frenan la diabetes tipo 1 en ratones, los próximos pasos serán realizar la prueba in vitro con células humanas, hacer ensayos clínicos con personas candidatas a vacunación preventiva y curar la enfermedad combinando la vacuna con terapias regenerativas. "Está previsto que ahora los ensayos se lleven a cabo con pacientes del mismo hospital", ha explicado Vives-Pi. Para ello, será necesario seguir obteniendo financiación mediante convocatorias competitivas de agencias públicas. En este sentido, el mecenazgo seguirá siendo importante, y se estudia realizar una campaña en la ciudad de Badalona.